Mecano: Moon tales

Foro RPG Fantasía Medieval
 
PortalÍndiceCalendarioFAQBuscarMiembrosRegistrarseConectarse
CUMPLIMOS 2 AÑOS ¡MUCHAS GRACIAS A TODOS!
Staff
Equipo de administradores de Mecano Moon Tales. Cualquier duda, queja, o sugerencia, favor de mandarle mp a ellos.
Últimos temas
» Brisa, Arena y Diversion (Privado_Aure/Becker)
Vie Feb 28, 2014 9:20 pm por Miriya

» Dos Guardianes una Noche (Priv. Aure/Specchio)
Sáb Nov 17, 2012 1:01 am por Miriya

» Una lluvia de cantos. [Libre]
Miér Nov 07, 2012 2:47 pm por Cayn

» hermosa vista -Libre-
Miér Nov 07, 2012 2:31 pm por Cayn

» Cazador Azul [Privado_Becker]
Lun Nov 05, 2012 3:16 am por Spiegel Ankorage

» Inactividad del foro
Sáb Nov 03, 2012 4:19 pm por Svernt

» Reinos Infinitos Afiiacion normal
Sáb Sep 08, 2012 3:28 am por Invitado

» Qué hora es?
Mar Abr 17, 2012 7:52 pm por Nick Annunaki

» Fennarell Foro de Rol Fantastico Amoxpets Amoxesclavo
Jue Feb 23, 2012 9:21 pm por Invitado

Mejores posteadores
Svernt
 
Specchio
 
Rossy
 
Nara
 
Sol Badguy
 
Roxanne
 
Kirami
 
Black Hound
 
Venecia
 
Kouga
 
Temas similares
Conectarse
Nombre de Usuario:
Contraseña:
Entrar automáticamente en cada visita: 
:: Recuperar mi contraseña
¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 20 el Miér Jul 13, 2011 12:04 am.

Comparte | 
 

 Primeros pasos (Priv. Cayn)

Ir abajo 
AutorMensaje
Yumeni

avatar

Cantidad de envíos : 15
Fecha de inscripción : 17/01/2011

MensajeTema: Primeros pasos (Priv. Cayn)   Lun Ene 17, 2011 2:23 pm

Acostada en un rincón del barco, tapada con unas raídas mantas que siempre llevaba consigo en su bolso, el movimiento de la embarcación no le sentaba bien y peor aun con el estomago vació, había logrado tomar el barco pagando unas pocas monedas por un lugar donde dormir en la bodega, con muy poca comida, lo suficiente para lograr terminar el viaje. Todo el cuerpo le dolía y pasaba la mayor parte del día escondida como si fuera una rata alejándose de las personas.

Sus únicas compañias era las oraciones que recitaba sin descanso, agrediéndole a los dioses por su fortuna y pidiéndole que siguieran marcando su camino como hasta ahora, tan solo bastaba con oír su propia voz como para no olvidarse de las palabras que necesitaba.

Dos meses soportando aquel suplicio atravesando el océano y sus caprichos, hasta que finalmente tocaron el puerto deseado, quería bajarse ya de aquella construccion flotante, pisar el suelo firme y desmayarse allí, pero al llegar a cubierta su expresión se quedo asombrada al ver tanto movimiento de gente, no sabia que se tratara de un puerto tan grande con tantas personas, no le agradaba y no se sentía cómoda entre la multitud de gente, permanecio allí parada en pánico, molestando el andar de quienes subían y bajaban de la embarcación, diría que casi a empujones fue bajada la joven, internándose en el mar de personas.

-Không có nhiều, tôi muốn xin vui lòng bình tĩnh và yên tĩnh- había logrado esconderse en un pequeño hueco donde suelen guardar las redes, sentada contra la pared oraba en voz baja abrazando con su único brazo el brazo con las pocas posesiones que tenia, su respiracion agitada se intercalaba entre sus palabras mientras suplicaba de que anocheciera y la multitud se dispersara.

La joven de unos 17 o 18 años poseía piel morena y podían verse a simple vista una horrible cicatriz en el cuello que intentaba cubrir con su largo cabello castaño, la ropa raída y vieja cubría sus extremidades, disimulando la carencia de una de ellas. Desprolija y sucia como se encontraba ene se momento, solo era una mendiga más la cual todos ignorarian, lo único que parecía tener valor en ella eran aquellos vistosos ojos aguamarina aunque estos parecían estar temerosos todo el tiempo, esquivando cualquier mirada que se le cruzara y pidiendo ser invisible a todos.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Cayn

avatar

Signo chino : Mono
Cantidad de envíos : 25
Fecha de inscripción : 14/01/2011
Edad : 25
Localización : Hell-o-Kitty

MensajeTema: Re: Primeros pasos (Priv. Cayn)   Lun Ene 17, 2011 6:05 pm

Durante aquél día, las cosas se ponían muy complicadas para un Drow. Dicho elfo oscuro había deambulado durante días en la ciudad de Iranaides en busca de una piedra preciosa con la cual podría hacer una magnífica runa, pero sin éxito alguno de conseguir aquella roca. Preguntó a casi todos los comerciantes reconocidos, mientras que ellos tan solo negaban o simplemente le mandaban a las afueras de la Ciudad, indicandole que podría encontrarla en los mismos Circuitos de Túneles cuando en realidad él ya provenía de allá. Era un tanto frustrante, pero el Sabio Drow estaba lleno de paciencia. -El que persevera, alcanza.- se decía a sí mismo en cortos murmuros para motivarse y ser positivo al respecto. Ya el Sol se posaba en lo mas alto del cielo, notificando a los habitantes de la ciudad que ya era mediodía. El elfo oscuro había desperdiciado otra mañana más, ya no sabía qué hacer o a dónde ir; debía pensar muy bien su próximo movimiento pues estaba perdiendo mucho tiempo que es valioso como oro en manos de cualquiera. El elfo en esos momentos se encontraba rodeando el Palacio de la Ciudad. Le agradaba ver la seguridad de éste... quizá el Gobernante tuviese esa piedra preciosa y muchas más bajo su poder. Ya tan mas iba el elfo, que empezó a delirar con robar al Gobernador de los Humanos, debía estarse volviendo loco ante tanto ser humano. Luego de beber agua en una leve fuente de agua, una idea le traspasó la cabeza. -El puerto... Ahí van muchos comerciantes que hacen intercambios de todo tipo. Podría encontrarla allí tal vez...- comentó en voz alta, como si estuviese hablando con alguien más, pero en realidad le hablaba a su reflejo en el agua de la Fuente. Todos a su alrededor quedaron algo asombrados y mantuvieron su distancia de la criatura nocturna.

Después de comprarse algunas cosas que almorzar, el Drow se encaminó hasta el Puerto de la Ciudad, motivado una vez más en que tendría éxito en su misión. El elfo cargaba una capucha negra, que le protegía de la luminosidad del Sol y que además escondía su identidad como raza. Se mantuvo en constante paso para llegar al Puerto, hasta que finalmente lo logró. Era inmenso y estaba lleno de criaturas de todo tipo. La seguridad se veía escasa para tanta persona que llegaba y otra que se iba, para tanta mercancia que llegaba y la que se enviaba. Ser comerciante no tenía mala desventajas... Sin distraerse, el Drow se dirigió hacia la parte de Minerales, allí podría encontrarla, para su sorpresa, reconoció un navío que estaba llegando al Puerto, muy cerca de dónde estaba él. Era un barco de madera negra con velas rojas, no portaba bandera y tenía un aspecto tétrico. Un olor insoportable inundó el lugar. Eran orcos. En el instante que tocaron puerto el lugar se inundó de una mar de silencio mientras los enormes y sucios Orcos bajaban de su navío, eran un gran grupo. En seguida la Seguridad de Iranaides interrumpió y los hechó del lugar, diciendoles que no estaba permitido el paso a Orcos a las tierras humanas. Ofendidos, los Orcos no lo tomaron de buena manera y respondieron matando a los Guardias. Empezaba una carnicería en el lugar. Todo el mundo corrió espantada hacia la ciudad, dejando desolado el Puerto y sus pertenencias en él; lo que deseaban los Orcos en realidad. El Drow podría limitarse a pelear contra ellos, pero se las apañaría dificil, antes de huír decidió esconderse para evitar violencia alguna. Logró observar un hueco no muy lejos de él y con pasos seguros y lentos, se dispuso a ir hacia él sin que los Orcos pudiesen verle, oírle o hasta olerle. Sin problema logra hacerlo, los Orcos estaban muy ocupados robando materiales de valor y subirlos a su navío. Sin embargo, el Drow no estaba sólo en aquél hueco. Había también una chica que abrazaba sus pertenencias, aquella jovencita parecía un tanto nerviosa. -Disculpa que te ocupe el lugar... No quiero tener que pelear con esas inmundicias.- le susurró a la joven que parecía ser una humana, mientras que el elfo se sentaba a su lado y se ponía cómodo a observar de lejos a los maleantes.

El Drow, creyendo que los nervios de la chica era por el miedo hacia los Orcos, intentó calmarla... -No debes preocuparte... No nos encontrarán y pronto se irán o llegarán refuerzo. Sólo queda esperar.- susurró dejando salir un suspiro, sacando de sus bolsillos un poco de pan que compró durante el mediodía. Parecía ser que la cosa iba para rato largo. Antes de dar un mordisco, el Drow se quitó la capucha de la cabeza, dando a ver que era un elfo oscuro y luego hechó una mirada a la chica; parecía no ser de buena economía asi que le ofreció un poco de pan a la chica a su lado. -¿Gustas un poco?- dijo con una media sonrisa, esperando que la chica se calmara y aceptara un poco de pan...
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.facebook.com/pureporqueria
Yumeni

avatar

Cantidad de envíos : 15
Fecha de inscripción : 17/01/2011

MensajeTema: Re: Primeros pasos (Priv. Cayn)   Lun Ene 17, 2011 10:28 pm

-Không có nhiều, tôi muốn xin vui lòng bình tĩnh và yên tĩnh....Không có nhiều, tôi muốn xin vui lòng bình tĩnh và yên tĩnh- la joven repetía una y otra vez la misma oración en un constante murmullo sin estar pendiente del ajetreo que ocurría fuera, tan solo intentaba hacerme mas pequeña, mas insignificante e invisible a los ojos de cualquier curioso, porque los dioses le habían guiado a aquel sitio que tanto le aterraba?

Por las suertes del destino, un hombre encapuchado decide esconderse en el mismo sitio que ella, de manera instintiva evita mirarle, ocultando medio rostro con el abrigo que le cubría y presionando el bolso contra ella como si llevara algo muy importante y temiese que se lo robase.

-không làm tôi đau...không làm tôi đau....không làm tôi đau...-
susurraba temerosa, confiada de que el hombre no le escuchara, pidiendo que nadie le dañase pues ella misma tampoco era capaz de defenderse.

No prestaba atención a las palabras del hombre, no le prestaba atención ni a sus movimientos, solo pretendía que era tan invisible como ella deseaba ser, pero había una cosa que no podía ignorar y fue el suave aroma del pan. El ofrecimiento del drow le hacia dudar, miraba a sus ojos y a la hogaza una y otras vez buscando una trampa en sus gestos mientras acercaba timidamente la mano, tomando el preciado alimento con un movimiento rápido a ultimo momento, mordiéndolo con desaparición, el primer bocado en un par de días. tan concentraba estaba en saborear aquel manjar que no le importaba que su abrigo se cayera de a poco mostrando la horrible cicatriz de su cuello que se extendía hasta perderse por su hombro aun cubierto. No le importaba nada mas que llenar su estomago con esa delicia.

-Gr..gra...gracias...- respondió con torpeza, al hombre mientras lamia de su mano las ultimas migajas, mas que cualquier persona, el hambre y el frió eran sus peores enemigos.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Cayn

avatar

Signo chino : Mono
Cantidad de envíos : 25
Fecha de inscripción : 14/01/2011
Edad : 25
Localización : Hell-o-Kitty

MensajeTema: Re: Primeros pasos (Priv. Cayn)   Mar Ene 18, 2011 10:27 am

El elfo notó fácilmente que aquella chica le ignoraba, que hacía como si él no estuviese allí; también logró oír lo que murmuraba la joven, aunque no podía entenderle. Cayn sabía que era una de las tantas lenguas que existían en aquellas Tierras Encantadas, estaba seguro de que ésa era una antigua. ¿Se habría encontrado con una traductora desempleada? Se preguntó durante unos momentos y sin embargo no se llevó ninguna sorpresa al ver cómo la joven aceptó el trozo de pan que le ofrecía, con duda y temerosa pero terminó tomandolo. En su prisa por terminarse aquél tajo de pan, Cayn comprendió que aquella humana no comía demasiado al día. De sus trajes sacó una cantimplora hecha de piel de Dragón, muy dura y casi imposible de romper. En ella llevaba agua, él dió primero un leve sorbo para calmar su sed y reanimar fuerzas para luego ofrecerle a la chica mientras le respondía a su agradecimiento. -No te preocupes, al parecer tenías hambre, ten un poco de agua para que logres pasar el pan.- le comentó. Debía admitir que sentía gran curiosidad por lo que susurraba anteriormente la jovencita asi que se animó a preguntarle. -Hablabas en otra lengua ¿cierto? ¿Qué decías?- por un momento Cayn se olvidó que los Orcos estaban afuera llevandose aún todo lo que podían y además lo que en realidad él buscaba.

Fue luego de un rato que el Drow vió la cicatríz de la chica, era algo larga y no se admiraba si culminaba en el hombro o si seguía hasta más abajo. De pronto mucha más curiosidad dominó al elfo oscuro pero como dicen... la curiosidad mató al gato. No quería arriesgarse a indagar más allá de las lenguas en las que hablaba ella. Sólo le importaba eso por los instantes, después de todo, Cayn tenía varios libros en diferentes idiomas que no lograba traducir con éxito; quizá ésa chica podría ayudarle, así él le daría algunas monedas a cambio y ambos saldrían ganando. Sin embargo, nisiquiera estaba claro aún si en realidad era una antigua lengua o si quizá era que la joven balbuceaba por lo nerviosa que se notaba antes. Rápidamente sacó un libro antiguo de sus ropajes y una pluma con tinta, allí mismo abrió su diario que se veía extenso y comenzó a escribir en él, lanzando varias miradas a la chica a la par que escribía palabras. Tomaba algunas notas de ella, e inclusive la dibujaba en un boceto rápido. -No eres de por aquí ¿o sí? ¿Cómo te llamas?- ahora la cuestionaba. Aunque tal vez no le respondiera, no se tenían confianza, pero si le aceptó comida al elfo quizá le regalaría su nombre.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.facebook.com/pureporqueria
Yumeni

avatar

Cantidad de envíos : 15
Fecha de inscripción : 17/01/2011

MensajeTema: Re: Primeros pasos (Priv. Cayn)   Vie Ene 21, 2011 2:02 am

Con aquellos ojos de vivo color, miraba atenta como el drow tomaba la cantimplora y bebía su contenido, cuando se la ofreció ni dudo ni un segundo en tomarla y comenzar a beber grandes tragos como si no volviera a probar bebida en su vida. Suspiro con fuerza cuando ya su sed quedo plenamente saciada, respirando agitada como si hubiera estado corriendo un tiempo.

Asintió con la cabeza, si hablaba en otra lengua, hablaba en otras de muchas lenguas, pues los dioses y los espíritus apreciaban esa diversidad de dialectos en sus oraciones. Pero con otras personas las palabras del idioma adecuado se escapaban de su mente dificultandosele el comunicarse con otros, solo salvándose unas pocas, ni el elfico ni el idioma humano de esa zona podían ser hablados por la joven en ese momento. Con la cantimplora aun en mano comenzo a escribir sobre ella con un dedo, "Protegeme" en el idioma de los enanos, ignoraba si el hombre conocía o no el idioma, pero esa era su respuesta.

Le devolvió deprisa la cantimplora para luego tomar un trozo de carbón, como una infante comenzo a garabatear en el suelo lineas que parecían no tener sentido entre si, luego frases en diferentes dialectos la mayoria perdidos y olvidados, complejos y sencillos, todos daban una sola respuesta, su nombre: Sueño Rojo, Yumeni.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Cayn

avatar

Signo chino : Mono
Cantidad de envíos : 25
Fecha de inscripción : 14/01/2011
Edad : 25
Localización : Hell-o-Kitty

MensajeTema: Re: Primeros pasos (Priv. Cayn)   Dom Mar 13, 2011 4:37 pm

Se mantenía bastante entretenido observando como la joven garabateaba cosas en el suelo con un carbón. Aunque antes logró ver lo que ella había "deletreado" sobre la cantimplora. No conocía muy bien el idioma de los enanos, pero si tenía una base por lo que pudo deducir al principio un "pro" pero nada más. Era un reto comunicarse de ésta joven, quizá era por eso que al drow le llamaba la suficiente atención. Aunque su atención se terminó depositando en una de las frases que había escrito la joven, sabía lo que decía. Era un dialecto tan olvidado que únicamente lo conocían los espíritus humanos de hace siglos pasados, los cuales dejaron muy pocos libros y casi ni traductores de esa lengua existían. -"Sueño rojo, Yumeni"- ...dijo el elfo oscuro logrando transcribirlo en su diario. -¿Es ése tu nombre, "Yumeni"?- preguntó viendo al rostro a la chica. De pronto se le vino una idea, quería ver la reacción de la jovencita asi que con su palma derecha borró todas las líneas y frases que había escrito ella en el suelo. Sin embargo, ninguno de los dos había notado que los orcos habían olido su carne y fue cuestión de minutos en que un trío de aquellas apestosas criaturas les rodeara. Oh... fue lo que alcanzó a decir el elfo hasta que los orcos sacaron sus armas y les apuntaron a ellos, amenazandoles con quitarles la vida. Fue entonces que salió una voz muy aguda junto con un aliento de muerto... -Entreguenme sus objetos de valor. ¡Ahora o les asesino!- era uno de los orcos que nos amenazaba. Cayn se levantó y se colocó frente a Yumeni para que no saliese herida. -No tenemos nada más que un par de chelines...- dijo sacando las monedas y lanzandolas al suelo cerca de los orcos. Cayn prefería la manera mas astuta de deshacerse de los problemas antes que usar la violencia; aunque eso no le prometía nada, eran orcos tramposos y despiadados.

Y como sus sospechas fueron ciertas, luego de que los orcos tomaron el poco dinero que Cayn había dado, dieron la orden de asesinarlos. De un movimiento rápido el drow sacó de su espalda una daga con su mano derecha y con ésta se dispuso a defenderse a él y a Yumeni de aquellas sucias criaturas. Ellos tenían lanzas y espadas de cierra, armas pesadas que no tendrían chance contra un elfo con una daga. De un salto se abalanzó sobre dos de los tres orcos, luchando contra ambos sin problemas, aunque el tercero se acercaba poco a poco a Yumeni. -Una mujer... tengo tiempo sin divertirme con una...- dijo con una atrofiada voz, se notaba que sus cuerdas vocales habían sido cortadas en alguna batalla anterior. Cayn no podía hacer mucho, así que se esmeró y sacó una poción de su cinturón la cual aventó agilmente hacia el orco que iba hacia Yumeni. Ésta se rompió en la espalda de la criatura y ésta se paralizó, apenas pudiendo mover sus parpados y ojos para ver las cosas alrededor. Eso le detendría por un rato. Mientras tanto el drow continuaba rechazando y propinando ataques hacia los otros dos orcos. Intetaba realizar el menor ruido posible para que el otro grupo no los viese. Se metería en grandes problemas si viniesen más...
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.facebook.com/pureporqueria
Yumeni

avatar

Cantidad de envíos : 15
Fecha de inscripción : 17/01/2011

MensajeTema: Re: Primeros pasos (Priv. Cayn)   Mar Mar 15, 2011 5:29 am

Asintió timidamente con la cabeza al escuchar que alguien mas le llamaba por su nombre, que había logrado comprender alguna de las antiguas lenguas que había empleado. Aunque supiera muchisimos idiomas, la comunicacion no era su fuerte, resultaba una criatura demasiado temerosa e insignificante como para poder expresarse libremente, o al menos esa era la percepción que tenia de si misma en comparacion al resto del mundo.

Pero aquel intento de conversacion se vio rápidamente interrumpido por las escorias de orcos que en ese momento no le veían mas que como presas, absurdo era que le pidieran posesiones valiosas a la joven morena, ni para subsistir le alcanzaban sus pertenencias que no eran mas que objetos que considerarian basura a pesar que para ella fueran lo mas valioso. Pero quizás pudieran quitarle algo de valor al elfo oscuro que le acompañaba, quizás solo le molestaban a ella por estar a su lado. El hombre les tiro unas monedas intentando deshacerse de ellos de la forma mas diplomatica posible, pero por lo visto actos por el estilo no servían con criaturas tan tacañas y toscas.

Apenas consiguieron el pequeño botín de dos monedas, las tres bestias se abalanzaron contra ellos, dos de los monstruos se dieron a enfrentamiento con el drow mientras el tercero se había infiltrado entre ellos para llegar ante la chica, mirándole con ojos lujuriosos, haciéndole temblar su cuerpo mientras ella permanecia sentada, intentando hacer cada vez mas pequeña e invisible, abrazando con fuerza su bolso mientras clavaba la vista en el vacio con ojos repletos de ninguna emoción, el maltrato y el abuso de su ser era moneda corriente en su vida y defenderse no era una opción, tan solo el imaginase usando su poder debía ser castigado y ella no deseaba ello, no deseaba seguir sufriendo, no quería perder algo mas, como otra de sus extremidades. La bestia le tomo del cuello, obligandola a levantarse, sacudiéndola un poco como si de una muñeca se tratase, para que la capa que había logrado cubrirle cayera al suelo, mostrando la sucia blusa que le cubría, demasiado grande para su cuerpo, cuyo amplio cuello se deslizaba hacia abajo hasta revelar la carencia de miembro. Aunque se tratase de tan solo una muñeca rota, el orco la veía como una hembra, una sumisa que no intentaba resistirsele, cuando pretendía arrancarle las precarias ropas la pocion del elfo cayó en su espalda, inmovilizándole mientras la tensión de los brazos se aflojaba, soltando a Yumeni quien volvió a su posición anterior, acurrucada en una esquina oscura, abrazándose sus piernas con su único brazo, dejando sus cosas esparcidas cerca del orco sin pretender acercarsele.

Sin desearlo ni pretenderlo, no lograba evitar sentir todo lo que le rodeaba, el agua de la cantimplora, el océano, la sangre corriendo en las venas de los tres orcos y del elfo, la humedad del aire, la transpiración que recorría la pie de los luchadores...aquel vital liquido que se encontraba en casi todas las cosas, que siempre estaba cerca de ella, tentándole a que hiciera uso de aquel poder innato y maldito. Había aprendido a preferir que le dañaran antes que defenderse con ello, pero cada vez era mas difícil, mientras mas se atenía mas lo deseaba, mas necesitaba utilizarlo al menos un instante. Como en un sueño, extendió su brazo hacia la cantimplora del drow, moviendo sus dedos suavemente como si siguiera el ritmo de una canción, nadie mas podría darse cuenta de su pequeño acto, de su inofensivo deseo mientras hacia girar suavemente el agua dentro de su recipiente, ignorando la amenaza de los orcos, ignorando a su compañero, abandonandose solo a sonreír un poco, mientras el liquido seguía danzando a su capricho otorgándole un poco de felicidad.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Primeros pasos (Priv. Cayn)   

Volver arriba Ir abajo
 
Primeros pasos (Priv. Cayn)
Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» mis primeros pasos en el modelado..
» mis primeros pasos...
» Primeros pasos
» PRIMEROS PASOS/PREMIERS PAS
» [BJR F-672] Adquisición y primeros pasos con mi BJR

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Mecano: Moon tales :: Ciudad- Iranaides :: Puerto-
Cambiar a: