Mecano: Moon tales

Foro RPG Fantasía Medieval
 
PortalÍndiceCalendarioFAQBuscarMiembrosRegistrarseConectarse
CUMPLIMOS 2 AÑOS ¡MUCHAS GRACIAS A TODOS!
Staff
Equipo de administradores de Mecano Moon Tales. Cualquier duda, queja, o sugerencia, favor de mandarle mp a ellos.
Últimos temas
» Brisa, Arena y Diversion (Privado_Aure/Becker)
Vie Feb 28, 2014 9:20 pm por Miriya

» Dos Guardianes una Noche (Priv. Aure/Specchio)
Sáb Nov 17, 2012 1:01 am por Miriya

» Una lluvia de cantos. [Libre]
Miér Nov 07, 2012 2:47 pm por Cayn

» hermosa vista -Libre-
Miér Nov 07, 2012 2:31 pm por Cayn

» Cazador Azul [Privado_Becker]
Lun Nov 05, 2012 3:16 am por Spiegel Ankorage

» Inactividad del foro
Sáb Nov 03, 2012 4:19 pm por Svernt

» Reinos Infinitos Afiiacion normal
Sáb Sep 08, 2012 3:28 am por Invitado

» Qué hora es?
Mar Abr 17, 2012 7:52 pm por Nick Annunaki

» Fennarell Foro de Rol Fantastico Amoxpets Amoxesclavo
Jue Feb 23, 2012 9:21 pm por Invitado

Mejores posteadores
Svernt
 
Specchio
 
Rossy
 
Nara
 
Sol Badguy
 
Roxanne
 
Kirami
 
Black Hound
 
Venecia
 
Kouga
 
Temas similares
Conectarse
Nombre de Usuario:
Contraseña:
Entrar automáticamente en cada visita: 
:: Recuperar mi contraseña
¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 20 el Miér Jul 13, 2011 12:04 am.

Comparte | 
 

 Terion, la ciudad de acero [privado_svernt]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : Precedente  1, 2
AutorMensaje
Svernt
Admin
avatar

Signo chino : Serpiente
Cantidad de envíos : 221
Fecha de inscripción : 26/10/2009
Edad : 28

MensajeTema: Re: Terion, la ciudad de acero [privado_svernt]   Lun Mayo 30, 2011 2:07 am

Tambaleante, el elfo se dirige hasta la deshecha ventana, y tener un mejor angulo para observar la pelea... Por dentro la impotencia lo carcomia, no era posible ya para el hacer algo. No tenia su arma,y de tenerla tenia un brazo roto. Estaba tambien muy maltrecho y respiraba en jadeos, cansado para colmo...

¿Que hacer? Debia hacer algo, no queria quedarse solamente observando y aunque ya estaba en las ultimas algo deberia de ocurrirsele. Miro a sus pies, parecia que la diosa de la fortuna al fin le sonreia, lo que quedaba de su arma, el filo, la parte que habia salido volando se encontraba alli.

Con la mano sana, lo tomo, observandose en el metal por unos breves instantes. Entre cerro los ojos, decidido y apretando con fuerza necesaria aquel trozo de acero, fue como lo lanzo como si un boomerang se tratase contra Karozo, claro, no sin antes verse observador y calcular bien cuando este estuviera en un punto en donde pudiese golpearlo, sin golper a la lycan.

Quiza no golpearia al felino, o quiza si, sabia que habia oportunidad y que Karozo era bastante agil como para eludir el proyectil. No obstane, aquello fue un distractor, sabia que Miriya aprovecharia aquella baja en la guardia del guardian solar y su increible agilidad le ayudaria en sobre manera a insertar un buen golpe. Era probable que Karozo tambien se le lanzara encima, igual no tenia miedo... Es elfo ya habia dicho que no se retractaria e iba a estar alli hasta el final, e iba a cumplir su palabra.

Una vez hecho eso, con pesadez se recargo sobre lo poco que quedo del muro al haber traspasado aquellas bestias el lugar tomandose el brazo roto y tensando la mandivula. -Ahora si que es todo, aprovecha esa pequeña oportunidad- Menciono para si mismo.

_________________
Eternal silence cries out for justice
Forgiveness is not for sale
Nor is the will to forget


Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://mecano.superforo.net
Miriya

avatar

Cantidad de envíos : 30
Fecha de inscripción : 29/11/2010

MensajeTema: Re: Terion, la ciudad de acero [privado_svernt]   Mar Mayo 31, 2011 3:15 am

La pelea seguía muy pareja a estas alturas, tanto el león como la lycan luchaban bien y no parecía que ninguno de los dos cedería, cerca de ahí el elfo, con las energias que le quedaban lanza un projectil contra karozo, esperando golpearlo, o eso pensó el león, quien con facilidad se hizo a un lado para evadirlo, volteo un momento a ver a Svernt, instante que aprovecho la Lycan para atacarle de frente, no era fácil engañarlo, ya que estaba perfectamente al tanto de ambos individuos, asi que en cuanto la lycan se acercó prepara su arma para dar un golpe frontal a la vez que regresa la mirada hacia la lupina, para su sorpresa, a escasos centímetros de tocarlo ella desaparece en un veloz movimiento “Pero que diablos?¡¡” fue lo único que alcanzó a exclamar el guardian antes de recibir una patada en la nuca por detrás de parte de Miriya, un ataque muy arriesgado, pero efectivo al final.

Antes de que su oponente cayera al suelo por lo contundente del ataque Miriya prepara otro golpe, asi que toma impulso a la vez que da la vuelta, embistiendo a su oponente con un “Silver Strike” llendo a para ambos a una vieja torre que al golpear Karozo con la espalda, comienza a desmoronarse y a caer sobre ellos, enterrándolos en el escombro, para sorpresa y shock de Svernt.

Momentos después una parte de los escombros comenzó a moverse, y de este emergió la victoriosa Lycan, nuevamente en forma humana., caminaba con dificultad, pues el estado de su muslo empeoró desde que la lucha con el León comenzó, además de que hilos carmín bajaban desde su frente y desde una de sus comisuras, tenía una herida mas, en el costado derecho, herida que se toma y cubre con su zurda, y que al parecer fue hecha de alguna manera durante la pelea por el arma de plata de Karozo, a pesar de todo eso su expresión se veía tranquila, y no pudo mas que sonreírle al elfo una vez que lo divisó en aquella ventana.

De un salto llegó al nivel de Svernt, y se recargo en el borde contrario, para poder verle de frente, tomó un poco de aire par poder hablar, pues la dura contienda con Karozo la había dejado exausta “Ganamos, por fin” le dirige en un tono suave “te lo agradezco nuevamente Svernt” añade con un gesto dulce.

Pero estando a punto de salir del lugar una inmensa sombra aparece ante ellos, voltean sorprendidos al ver al León de pie, aunque claramente lastimado, pero antes de que pudieran ponerse a la defensiva este les aclara “Ya no peleare mas con ustedes, me demostraron que son excepcionales guerreros, dispuestos a morir antes que rendirse” asintiendo el enunciado se voltea para darles la espalda, “ganaron en esta ocasión, ya no los perseguiré mas, hasta entonces, Miriya” agregó antes de salir por la ventana, y caminar firmemente hasta perderse entre las calles oscuras de Terion. Vaya susto les había metido, pero no impidió que pudiesen regresar a un estado de ánimo positivo, ante el cansancio acabaron por caer de espaldas a la alfombra del comedor, adoloridos, sin energías ni ganas de levantarse solo rieron de felicidad al saber que todo eso había terminado.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Svernt
Admin
avatar

Signo chino : Serpiente
Cantidad de envíos : 221
Fecha de inscripción : 26/10/2009
Edad : 28

MensajeTema: Re: Terion, la ciudad de acero [privado_svernt]   Sáb Jun 04, 2011 3:00 am

El ataque que habia planeado, habia tenido buenos resultados. Sonrio confiado cuando Karozo le observo aunque ya habia parado a pensar en esa posibilidad, y tal cual habia cavilado, Miriya aprovecho ese minimo instante para agredir al felino con todo. Aunque con lo que si no habia contado era la fuerza y magnitud con la que la chica iba a atacar, el estruendo de la construccion cayendose no hizo de esperarse junto con la polvadera y el retumbar del suelo ante la caida. Preocupado observo todo aquello pretendiendo ir en busqueda de la lycan, no obstante los golpes ocasionados por su enemigo le impedian moverse con agilidad.

No podia creer lo que estaba viendo, despues de tan tremendo impacto ocasionado por la estructura alli estaba miriya, maltrecha y apenas en pie, pero vvictoriosa. El castaño no pudo hacer mas que ddevolverle la sonrisa aunque algo cansado, debia admitir. -Asi parece- Respondio limpiandose con el dorso un pequeño hilo rojizo que escapaba de la comisura de sus labios. El brazo le dolia demasiado, como si lo tuviese expuesto al fuego vivo aun con todo y la adrenalina de la pelea. -Descuida- No habia porque agradecer el habia dicho que se iba a quedar sin importar que y cumplio su palabra.

Aunque la alegria les duro bastante poco, la silueta del enorme felino aparecio tras de ellos. Hasta eso, algo maltrecho, pero era probable que deseara continuar peleando. ¡Grande fue su sorpresa al escucharle hablar! Lo que confundio al elfo quien solamente miro a la pelipurpura sin creer que la pelea termina asi simplemente... Aunque, en parte, agradecia eso, no daban para mas.

-Creo que, ahora si, ya se termino- Menciono mientras lentamente se deslizaba con la espalda apegada al muro. Apego su brazo su pecho tomadoselo con la mano libre. De reojo, observo lo poco que quedo de su arma, Svernt no pudo evitar el sonreir ladinamente al mirarla. -"Hacia mucho que no tenia una pelea como esta"- Penso, cerrando levemente los ojos -Miriya, si gustas dormir puedes hacerlo yo hare guardia, nunca se sabe- Karozo, ya se habia retiraodo ¿Pero que le aseguraba que las panteras tambien lo habian hecho?.

_________________
Eternal silence cries out for justice
Forgiveness is not for sale
Nor is the will to forget


Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://mecano.superforo.net
Miriya

avatar

Cantidad de envíos : 30
Fecha de inscripción : 29/11/2010

MensajeTema: Re: Terion, la ciudad de acero [privado_svernt]   Dom Jun 05, 2011 12:59 am

Había que agradecer el hecho de que siguiesen con vida, después de todo fue su perseverancia la que los salvo al final “Es cierto, y vaya que esta fue difícil” responde Miriya ante el primer comentario de svernt, con todo el alboroto se dio cuenta de que había extraviado su arma, aunque no le preocupo mucho, ya que la única persona aparte de ella que podría cargarle sería karozo mismo, y el ya había prometido dejarlos en paz, “la buscaré en la mañana” piensa para si misma al respecto.
“Esta bien, gracias Svernt” responde ante la proposición del elfo, ahora lo que mas necesitaban era descansar, para asi tener energias mínimo para salir del lugar.

Se limpia algo de sangre de la frente, desabrocha su dañada pechera retiradosela y poniéndola a un lado, pues debido a su estado pequeñas grietas interiores la incomodaban, ladea su cuerpo hacia la derecha colocando ambas manos bajo su mejilla a manera de almohada, y recoge las piernas hacia adelante, casi en posición fetal, era la manera en que se acomodaba cuando descansaba, usualmente en el suelo frio y rocoso, de manera que encontró aquella alfombra roja demasiado cómoda, moviendo levemente su mullida cola platinada en señal de felicidad y satisfacción. Las heridas aun le dolían, pero afortunadamente dieron señal de que se estaban regenerando, si descansaba bien lo mas seguro era que sanaran para el amanecer, era una ventaja de ser Lycan.

Transcurrió un rato desde entonces, el gentil viento ondeaba suavemente la cortina de aquella rota ventana, por la cual la luz de luna penetraba dando un ambiente melancólico y pacífico, dentro, sentado, el castaño hacia guardia, mientras la Lycan dormía a como podía, fue entonces que un ruido del interior de la mansión fue detectado por el fino oído de Miriya, quien al instante abrió su única orbe celeste, “quien será?” se preguntaban ambos, viendo como aquel ruido se acercaba a ellos lentamente, pareciendo que entraría por la puerta al comedor en cualquier momento, la Lycan por un momento preparo su garra, pues era la única arma que tenia en ese momento, fue ahí cuando reconoció los pasos y retractó su garra, como adivinando de quien se trataba. Fue ahí que entro el autor de dichos ruidos, un lobo gris y blanco, de tamaño normal y ojos azules, quien ladro un par de veces de alegría luego de reconocer a su ama, “Kahn ¡¡” dice en voz alta Miriya, extendiendo sus brazos mientras el can se lanzo a ellos claramente contento “hehe, pequeño, como me encontraste?” le dice alegremente al lobo, mientras le acariciaba su cabeza y ese le lamía su herida mejilla, ”Mira Kahn, el es Svernt, es amigo, ve y salúdalo” le indica Miriya al can, mientras le suelta para que fuese a conocer al elfo, al cual, luego de olfatearlo un poco comienza a lamerle la mano, en aparente señal de agradecimiento por cuidar y permanecer al lado de su ama.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Svernt
Admin
avatar

Signo chino : Serpiente
Cantidad de envíos : 221
Fecha de inscripción : 26/10/2009
Edad : 28

MensajeTema: Re: Terion, la ciudad de acero [privado_svernt]   Mar Jun 07, 2011 12:52 am

El elfo suspiro pesadamente observando que miriya tomaba su palabra. Por su parte, mantenia su brazo apegado al pecho, sosteniendolo con el sano y procurando no moverlo en ninguna circunstancia. Por su parte estiro las piernas y recargo la espalda en una de las paredes. Parecia que dormia pero no era asi, solamente mantenia los ojos cerrados, en parte, para poder estar atento a cualquier ruido por minimo que fuese. Despues de todo es elfo, y estos se caracterizan por su fino oido.

La paz y quietud reino finalmente en el lugar, y la luna era el unico testigo de lo que habia acontecido dentro de aquella maltrecha mansion. Afuera, uno que otro curioso habia parado a observar asustado lo que habia pasado, no era para menos, pero seguramente encontrar al culpable de eso ahora seria imposible y de hacerlo, seguramente seria dificil atraparle.
No supo cuanto tiempo paso, bien pudieron ser minutos, bien pudieron ser horas o segundos, cuando repente escucho un ruido, algo se acercaba.
Observo a miriya y estirando el brazo sano, fue como tomo lo poco, que quedaba de su arma, listo para cualquier cosa que pudiese pasar.

Pero para fortuna de ambos no se trato de nada malo, aliviado, el elfo suspiro retomando la posicion de antes. La desventaja estaba para el, al no pertenecer a ninguna de las razas con regeneracion tendria que verselas negras durante un buen rato, que importaba... Si duraba un tiempo escondido de esa manera, mejor para el, la guardia de su padre no le identificaria.

Extendio su mano para acariciar al magnifico animal, mientras que observaba a la dueña -Buen susto que nos dio ¿no?- Musito en broma, y por lo bajo, como si tuviese miedo a ser escuchado por un ajeno. -Ahora que lo pienso, espero que nadie nos reproche por lo pasado- Mas problemas no necesitaban en ese momento.

_________________
Eternal silence cries out for justice
Forgiveness is not for sale
Nor is the will to forget


Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://mecano.superforo.net
Miriya

avatar

Cantidad de envíos : 30
Fecha de inscripción : 29/11/2010

MensajeTema: Re: Terion, la ciudad de acero [privado_svernt]   Vie Jun 10, 2011 1:34 am

“Asi suele llegar Kahn hehe” responde la Lycan con una leve risa al comentario de svernt. Auque no pudieron evitarlo de todas formas, era muy probable que la reciente batalla dejaría daños colaterales, solo esperaban no importunar ni lastimar a nadie en el proceso, asi que lo mas conveniente seria permanecer ahí hasta el amanecer.

Miriya procede a hincarse un momento, toma un gran suspiro mientras evaluaba como les había ido en esta difícil lucha, inevitablemente svernt se vio involucrado, y los werepanther ahora lo identificarían como un aliado mas de ella, no había mucho que hacer al respecto, asi que se sienta y cruza las piernas, a la vez que toma su parche del hocico de su lobo Kahn, quien se lo había traido y se lo coloca nuevamente, suelta el aire que inflaba un poco sus mejillas antes de tomar la palabra “ya que has vivido y sentido de lo que es capaz el clan de los werepanther te contaré todo, hace muchos años Gaia necesitaba dos candidiatos, para entregarles las reliquias del sol y de la luna respectivamente, y que se convirtieran en los guardiandes del dia y la noche, después de arduas luchas y sacrificios el guardian de la reliquia del sol fue elegido, y no es otro mas que Karozo, por eso era tan poderoso, gracias a la reliquia que porta él es inmensamente fuerte, y semiinmortal, pero por otro lado la elección del segundo candidato se mantuvo mucho tiempo en disputa por dos clanes, el Blackloxx y el Silverfang, que estuvieron en disputa por años, a pesar de esto ambos clanes luchaban por su custodia de forma honorable, eligiendo guerreros que contendían en duelos justos, hasta que un werepanther llamado Merrik llego al liderazgo de los Blackloxx, y cansado de no haber resolución definitiva al asunto inicio la masacre en contra de mi clan, de hecho Crescent y Kyren, mis hermanos mayores iban a ser posibles candidatos a la custodia de la reliquia, incluso yo estaba siendo entrenada para en un futuro también competir por ella. Se dice que cuando el guardián definitivo aparezca la reliquia descenderá por el haz de luz de una luna llena a las manos de su protector, Merrik cree que hasta que todos los Lycans del clan silverfang desaparezcan la reliquia aparecerá ante su gente.” Mientras seguía contando la situación al castaño acariciaba al can a un lado suyo “Aun no sé porque Karozo le anda ayudando, según escuche historias de su clan, el solía ser justo y respetable, y un gran ejemplo de valor, cosa que inspiraba por su gran parecido a Paylor, no pudo haber sido corrompido, ya que la misma reliquia lo rechazaría. Sin embargo, no todo fue tan malo, un tiempo después de que escape me tope con un singular bandido humano, llamado Lucius, a pesar de ser ladrón tenía buenas intenciones, casi todo lo que robaba lo daba a gente marginada, y era bien conocido por eso, viajamos un tiempo juntos hasta que Karozo nos encontró, si tu y yo juntos casi no la libramos que oportunidad iba a tener él, milagrosamente salimos en una pieza, bueno casi (señalando su parche), pero temia que fueran a usarlo a el para llegar a mi, asi que decidi que era mejor separarnos, por el bien de ambos, pero no pierdo la esperanza de que, una vez que esto termine pueda volverlo a ver”

Tomo otro suspiro al terminar su relato, sentia que al involucrarse a este grado era justo para el estar al tanto de lo que sucedió, si dado el caso se volviese a topar con los werepanther ya tendría una idea de lo que buscaban en realidad.

“Descansa ahora tu Svernt, lo necesitas mas, Kahn y yo vigilaermos” le dirige amablemente, pues sabia que, al no tener cualidades regenerativas tardaría mas en recuperarse, además de que quería agradecerle de alguna forma el que haya permanecido con ella hasta el final.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Svernt
Admin
avatar

Signo chino : Serpiente
Cantidad de envíos : 221
Fecha de inscripción : 26/10/2009
Edad : 28

MensajeTema: Re: Terion, la ciudad de acero [privado_svernt]   Vie Jun 10, 2011 4:40 am

Svernt, solo sonrio cansado, no era para menos el susto que el can les habia pegado, pues la pelea estuvo fiera, y apenas se les estaba pasando la adrenalina. Cerro unos instantes los ojos, fue cuando Miriya comenzo a hablar. Guardianes de las reliquias del Sol y la Luna ¿Tendrian que ver con aquella leyenda? Y lo peor ¿Tendrian que ver con aquellos miticos guardianes? Quiza, quiza no, en ese mundo existen demasiadas coincidencias... y demasiados misterios, como la armadura maldita que alguna vez porto, que, por cierto, lento y poco a poco, comenzaba a regenerarse, ojala su cuerpo lo hiciera de la misma manera.

Cuando la lycan termino de hablar, el comento -Karozo no parece ser una mala persona como el tal Merrik, seguro si le ayuda es por tener batallas con alguien fuerte- Claro, el felino se lo comprobo al mencionar la ley del mas fuerte. -Es una lastima tener que separarse de compañeros de viaje por circunstancias similares, para mi fortuna nunca lo he hecho- Media mentira, aun recordaba cuando se separo de Nesse por protegerla durante su viaje, sin saber que ella misma ya estaba involucrada en toda la problematica desde el dia que ambos, se conocieron. Vaya que si los licantropos se veian envueltos en problemas bastante graves. Recordaba el dia el cual, le llego la mala noticia que el clan ojos de plata, habia sido eliminado... O al menos casi por completo, pues aun quedaba el lobo con el cual, habia confundido toda la problematica de Miriya.

-Estoy seguro que alguna vez ustedes dos llegaran a re-encontrarse- Menciona deslizandose un poco mas sobre su respaldo. Escucho la propuesta de la lupina, sonriendo de lado ante ello. Que descortez de su parte... Al menos asi pensaba el elfo ¿Pero que hacerle? El efecto de la adrenalina ya estaba pasando y el dolor de las heridas estaba comenzando a arrullarlo obligarle a descansar. Llevo su mano por su frente subiendola para hacerse el cabello ligeramente hacia atras de paso limpiandose el rastro de sangre que descencia de su sien, mientras asentia pesadamente. -Disculpa, fuiste tu quien peleo mas arduamente y yo aqui cabeceando. Tomare tu palabra, si no te molesta...- Igual serian un par de horas, por suerte, los de su raza solo duermen la mitad de tiempo que un humano normal. Suspiro pesadamente acomodandose mejor en su sitio, sin despegar su brazo malherido a su pecho. De esa manera, fue como el castaño se entrego a los brazos de morfeo, hasta el dia siguiente...

_________________
Eternal silence cries out for justice
Forgiveness is not for sale
Nor is the will to forget


Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://mecano.superforo.net
Miriya

avatar

Cantidad de envíos : 30
Fecha de inscripción : 29/11/2010

MensajeTema: Re: Terion, la ciudad de acero [privado_svernt]   Sáb Jun 11, 2011 2:43 am

Luego de aquella pequeña charla que surgió repentinamente Miriya decide relevar a Svernt para que pudiese descansar también, lo merecía después de todo, fue valeroso y decidido al ayudar a la Lycan, la cual no pudo evitar sonreir en cuanto el elfo se acomodo y cerró los ojos, sentada y cruzada de brazos contempla la clara y llamativa luna.

Aprovecho que el elfo dormía para revisar una de sus heridas, toma un pedazo de cristal roto que usa para rasgar la parte izquierda de su pantalón a la altura del muslo, revelando que, por debajo de este llevaba una pequeña placa, al parecer esta protegía una vieja herida que no pudo sanar del todo, gracias a su naturaleza esta era incapaz de infectarse, sin embargo la molestia regresaba de vez en cuando, retira momentáneamente la placa para ver el estado. No había mucho cambio, y de hecho al parecer empeoro cuando lucho contra los werepanther, no habia mucho que podía hacer, ya se había acostumbrado a vivir con la molestia, solo podía vigilar que no empeorase lo suficiente como para que le represente un problema de movilidad, pues un lycan incapacitado es un lycan muerto en estos tiempos, vuelve a colocar la placa y con un pequeño hilo y aguja que guardaba en una de las 2 bolsas de su cinturón cose nuevamente el pantalón, “no hay mucho que hacer, sigamos vigilando Kahn” musita levemente a su lobo.

Amaneció por fin en la gran ciudad, para su fortuna fue una mañana agradable, una densa niebla tiño de gris claro el cielo, pequeñas gotas de agua acompañadas de un ambiente fresco completaban el panorama, Svernt aun dormía recargado en aquel marco roto, mientras que Miriya se encontraba en el jardín justo enfrente del elfo, esperando a que Kahn reconociera el lugar con la finalidad de ver si los werepanther ya se habían retirado.El can por fin regreso, y la Lycan se hinco para acariciarlo y ver que respuesta le traia. “buen chico, que noticias me traes?” el can ladro un par de veces, cosa que Miriya interpreto a la perfección, afortunadamente no había rastros ya de los enemigos y era seguro salir de ahí, se puso de pie una vez mas, y suspira el aire puro que solplaba esa mañana, al bajar la mirada ve sorprendida como una pequeña niña había entrado por la pequeña puerta del jardín, acercándose cautelosamente a una mesa de madera que ahí había, sin perder de vista a la lycan en todo momento, una vez llego al mueble deja una bolsa color café hecha de papel sobre esta, le sonríe a miriya justo antes de salir corriendo por la puerta, “oye niña, espera” dice la Lycan mientras extendia el brazo, si que se le hizo extraño, que una menor de edad fuera sola al lugar donde un par de desconocidos estaban, se acerco a la bolsa que la infante había dejado, la abre lo suficiente como para ver lo que contenía y se conmovió al descubrir que dentro había 2 hogazas pequeñas de pan, queso y un poco de carne.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Svernt
Admin
avatar

Signo chino : Serpiente
Cantidad de envíos : 221
Fecha de inscripción : 26/10/2009
Edad : 28

MensajeTema: Re: Terion, la ciudad de acero [privado_svernt]   Miér Jun 15, 2011 4:30 am

La fina y delicada bruma matutina no hizo de esperarse en el sitio, o quiza no era "bruma" sino una leve capa de humo debido a las maquinas que suelen usarse en el sitio. A saber. El elfo se encontraba en la misma posicion que habia tomado antes de dormir, igual, no podia moverse demasiado, el dolor de las heridas no se lo permitia. Despertar fue casi lo mismo que cuando estuvo en aquella guerra que se convirtio en su destierro... Con una expresion de dolor notable es como se lleva la mano intacta a la dañada y de un respingo, observa el sitio, como si tratara de reconocerlo.

Al despertar no encontro a Miriya, cosa que le hizo alertarse, y, como pudo, se puso en pie. -Diablos...- Habia que hacer algo con el maltrecho brazo, no podia estarselo sostiendo siempre... De los trozos rotos de madera del sitio, tomo un par y termino por romperse por completo la manga, ya que solo quedaban girones de una, y, como pudo, improviso un torniquete. Cuando termino, rapidamente (o lo poco que pudo) busco a Miriya, suspirando de manera aliviada al encontrarla... Tambien, se percato de las palabras que la lycan, habia mencionado, sorprendiendole algo. -¿Que pasa?- Cuestiona acercandose a ella.

El cuerpo le dolia, era dificil moverse sin sentir una punzada de dolor, igual ya estaba algo acostumbrado a sentir cosas similares, constantes guerras y todo lo pasado anteriormente por el asunto de la armadura le llevo a acostumbrarse en parte a sentir heridas similares. Como desearia que su cuerpo se regenerara como su armadura, pues esta, no presentaba signos de pelea alguna.

_________________
Eternal silence cries out for justice
Forgiveness is not for sale
Nor is the will to forget


Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://mecano.superforo.net
Miriya

avatar

Cantidad de envíos : 30
Fecha de inscripción : 29/11/2010

MensajeTema: Re: Terion, la ciudad de acero [privado_svernt]   Miér Jun 15, 2011 11:04 pm

A como pudo el elfo se acerco, al escucharla llamar a aquella singular niña que recién se había retirado dejándoles un obsequio, quien era aquella infante?, porque les ayudo?, acaso los había visto la noche anterior?? Un sinfín de preguntas que Miriya no pudo aclarar, pero estaba decidida a si se la topaba nuevamente le daría al menos las gracias.

“No es nada, es solo que ya tenemos el desayuno” comenta la Lycan, contenta de ver al elfo despertarse. aquel torniquete, junto a las disimuladas expresiones de dolor que pudo percibir de su acompañante la preocuparon sin embargo “Oficialmente me tienes preocupada, acabando de comer te llevare a un doctor” le dice mientras ponía sus nudillos en la cintura, con una mirada decidida y jugetona.

Al no haber bancas en aquella mesa el duo, junto al can se sentaron a las orillas de una fuente circular cercana, que adornaba el centro del jardín que aquella abandonada mansión, racionalizaron los alimentos para después ingerirlos, “al parecer los werepanther se fueron, será mejor salir ahora que tenemos oportunidad” agrega, luego de tomar su ultimo bocado.

Una vez terminaron sus alimentos Miriya sube un instante nuevamente al lugar de la batalla, dentro de aquella mansión, y recoge del piso su pechera y hombreras, estaban algo dañadas por la pelea de la noche anterior, asi que lo mejor seria llevarlas con algún herrero para que tratase de arreglarlas, después de todo le habían salvado la vida en algunas ocasiones así que significaban mucho para ella, además de ser un recuerdo de su familia, lo cual le hizo recordar, que tenía que buscar la Moon Howling, no debía estar muy lejos.

Se colocó nuevamente aquella parte de la armadura, para no tener que cargarla aparte, sujeto nuevamente su cabello en su característica coleta, tomó también los restos del arma del elfo, quizá querria conservarla, aunque lo más seguro es que necesitaría un arma nueva debido a lo dañada que estaba. Una vez con esto bajo de la planta alta, y se dirigió a donde el elfo, tomando su brazo bueno y poniéndolo alrededor de sus hombros, para ayudarle a caminar, y finalmente agrega un “nos vamos?” antes de empezar a partir nuevamente hacia la parte “viva” de la ciudad.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Svernt
Admin
avatar

Signo chino : Serpiente
Cantidad de envíos : 221
Fecha de inscripción : 26/10/2009
Edad : 28

MensajeTema: Re: Terion, la ciudad de acero [privado_svernt]   Miér Jun 29, 2011 1:31 am

Ya tenemos el desayuno...

La frase le hizo arquear una ceja con curiosidad notable, mientras observaba siempre a la oji azul. Rio levemente, lo poco que pudo... -¿Tanta lastima doy?- Bromeo la verdad, es que, como todo hombre se estaba aguantando el dolor. Estaba acostumbrado a el, no obstante, los golpes habian sido verdaderamente buenos, la fuerza de karozo si que era enorme...

Asi que se habian ido, al menos el par habia logrado su cometido o ¿Es que karozo es en parte honorable como para exigirles la retirada, sabiendo cuan heridos estaban? Eso si le dejo pensante un buen rato, mientras comian claro estaba.
El elfo espero en su lugar a la lycan, suspiro pesadamente mientras observaba el cielo frotandose de vez en vez el improvisado torniquete que se habia hecho.

Sonrio nuevamente al observar a la chica bajar, no obstante el acto le sorprendio ocasionando un leve rubor en su rostro, aquella escena era un tanto graciosa pues las diferencias de altura eran meramente notables, y porque los papeles estaban invertidos. -No es necesario que lo hagas- Musito mientras impedia el escape de una ligera y divertida risa. Lo cierto era, que evitaba reirse por el dolor generado por los golpes... Asintio ante la pregunta de la lupina.

Durante el trayecto, una que otra persona se les quedaba viendo, por las muestras de pelea previa que ambos mostraban (Aunque claro, Miriya sano previamente ante la luz de la luna) el castaño no le dio importancia a eso, de hecho, habia algo que le intrigaba mucho mas. -Por cierto ¿De donde sacaste el desayuno?- Cuestiono con enorme intriga, pues Miriya no le habia comentado acerca de la niña que habia visto, y Svernt, se encontraba dormido cuando aquello habia sucedido.

Por primera vez, las calles de Therion le parecieron mas grandes y largas, sera porque iban a un paso corto y un tanto lento...

_________________
Eternal silence cries out for justice
Forgiveness is not for sale
Nor is the will to forget


Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://mecano.superforo.net
Miriya

avatar

Cantidad de envíos : 30
Fecha de inscripción : 29/11/2010

MensajeTema: Re: Terion, la ciudad de acero [privado_svernt]   Vie Jul 01, 2011 1:18 am

“Claro que si es necesario, ni siquiera puedes reír bien” respondió la Lycan con un tono un poco regañon, aunque sonrió un poco al ver al elfo ruborizarse “Si pudiera te cargaría, pero seguro te negarías “ agrega.

Una vez más, el par (trio, si contamos al recién llegado Kahn) se encontraba recorriendo las concurridas calles de Terion, al igual que el dia anterior mucha gente las transitaba, aunque como era relativamente temprano era mas fácil moverse por ahí, la característica niebla y ambiente húmedo se repitieron como era común en esa región, como era de esperarse, varion de los transeúntes se le quedaba viendo al grupo, era normal, no todos los días veian a dos aparentes viajeros tan malheridos como ellos, mas porque la chica se encontraba dando soporte y ayudando a caminar al joven que la sobrepasaba en peso y estatura por mucho.

Ante la pregunta de Svernt Miriya le responde extrañada “ahh, una extraña niña se coló en el jardín, y nos dejo la comida, fue extraño, parecía que nos conocía. Lo malo fue que no alcance a agradecérselo”, por esta razón la Lycan buscaba de reojo entre las personas a aquella extraña infante, sin éxito, aunque aun era temprano como para dar con ella y agradecerle.

Cuidando de no tocar el improvisado torniquete del elfo y de echarle un ojo a su lobo mascota de que no hiciese alguna travesura Miriya buscaba entre los edificios y lugares establecidos alguna clínica médica u hospital, pues su acompañante realmente lo necesitaba.

Al fin diviso el lugar que buscaba, llamo a su puerta con la mano libre que tenia, momentos después una enfermera de mediana edad les abrió, “eh, buenos días, se encontrará el doctor?” saluda Miriya con amabilidad, mientras que la enfermera, observando la condición en la que Svernt se encontraba los hizo pasar rápidamente “ vengan por aquí” dirigiéndolos a un pequeño cuarto en el primer piso, “póngalo en la cama, el doctor llegará pronto” indico la enfermera, “ se lo agradecemos” respondió Miriya mientras la enfermera cerraba la puerta.

“Estamos de suerte, veras que pronto te sentirás mejor” agrega, mientras abria la ventana para que la brisa entrara un poco, y procediendo a sentarse en el borde de esta, dirigiéndole una ligera expresión de alivio.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Svernt
Admin
avatar

Signo chino : Serpiente
Cantidad de envíos : 221
Fecha de inscripción : 26/10/2009
Edad : 28

MensajeTema: Re: Terion, la ciudad de acero [privado_svernt]   Miér Jul 13, 2011 12:35 am

-¡Hey! Tampoco estoy tan mal como para eso, al menos me puedo mover-

A duras penas, pero lo hacia. El rubor se apodero levemente de sus facciones, no iba a tolerar tal cosa. Orgullo masculino, claro estaba... Ya suficiente tenia con que Miriya le llevase de esa manera... Internamente se preguntaba ¿Que tanto daño habian hecho con su pelea? Y sobre todo, si hubo algun tercero que resulto dañado durante el duelo, el derrumbe de aquella estructura, los estruendos en la mansion (Abandonada al fin y al cabo) bajo levemente la mirada con una expresion seria, no iba a perdonarse si algo pasaba. Aunque no lo pareciera, el castaño paraba a pensar demasiado en las personas, ese mismo motivo fue el que le llevo a una disputa con el Rey de Iranaides, su padre, al no querer este ayudar al reino vecino durante una guerrilla.

El vapor, el ruido mecano, parecia ser cosa de todos los dias en aquella inusual ciudad, y aun asi el no podia acostumbrarse del todo, al ser un viajero, era mas que obvio. Sus azulines orbes recorrian el sitio, aunque las calles le parecian interminables en busqueda de un medico todo por el dolor de los golpes. Si anteriormente no los habia sentido, realmente fue por la adrenalina del combate. Lo que mas le intrigaba era lo de la niña ¿Que hacia en el lugar? ¿Les habria visto por la noche combatiendo? Muchas preguntas de la indole pasaban por su mente, una y otra vez.

-Espero que no nos hayamos metido en problemas, por todo el alboroto- Menciono una vez que Miriya termino de explicarle como obtuvo el desayuno.
Y al fin, habian llegado a lo que parecia ser el portal de un sanatorio (pues en esas epocas no existian los hospitales) Lo mas probable y obvio era que aquel extraño par habia acaparado las miradas curiosas de los transeuntes, solo esperaba, realmente que alguien no fuese a mencionar sobre lo ocurrido la noche pasada.

Ambos entraron al lugar, el elfo solamente le sonrio amablemente a la enfermera, escuchando los pasos alejarse del sitio rapidamente, seguro en busqueda del doctor. Se sento pesadamente en la cama. -Es lo malo de no tener algun beneficio como los tuyos- Sonrio, mirandole mientras que acariciaba suavemente el improvisado torniquete. -Lamento tantas molestias, de verdad- Mira que cargarle hasta el lugar... No reposo, pues de hacerlo, levantarse iba a ser un martirio. En cambio, como pudo, con una sola mano, se despojo del peto ya estaba acostumbrado a hacerlo, no era la primera vez que se encontraba en una situacion similar.

_________________
Eternal silence cries out for justice
Forgiveness is not for sale
Nor is the will to forget


Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://mecano.superforo.net
Miriya

avatar

Cantidad de envíos : 30
Fecha de inscripción : 29/11/2010

MensajeTema: Re: Terion, la ciudad de acero [privado_svernt]   Sáb Jul 16, 2011 12:50 am

“Jeje, ni lo menciones” le responde la lycan con una sincera sonrisa, para nada era una molestia, ella lo hacia con gusto, ya que lo consideraba un nuevo amigo, uno por el cual estaría dispuesta a todo.

Momentos después llega el médico, que por su atuendo mas bien parecía un clérigo “buenas muchachos, que tenemos aquí?” saluda cortésmente, antes de dirigirse a Svernt y revisar su torniquete y brazo, “Fracturas y algunas contusiones, nada de consideración, pero necesitarás reposo” . La Lycan observaba de cerca mientras el doctor realizaba el chequeo, y suspiro aliviada al escuchar que Svernt se pondría bien, “con quien se pelearon chicos?” pregunta a manera de broma, pues el aspecto de ambos delataba que no habría podido ser un accidente.

“Arreglare ese torniquete, y necesitaras otro en tu brazo” agrega al final de la revisión, instantes después entra la enfermera, cargando herramientas y medicamentos que seguramente necesitaría, “Si gustas esperar afuera, esto tardara un poco” le dirige el doctor a Miriya, a lo que ella responde “Esta bien doctor, aprovechare para hacer unas vueltas que necesito, ya regreso Svernt” .

Y asi, la lycan salió momentáneamente del edificio, dejando a Kahn a que cuidara de Svernt, para asi poder dirigirse velozmente hacia el lugar donde habían peleado la noche anterior, brincando ágilmente de techo en techo llegó rápidamente al lugar. Desde lo alto de una mansión observaba los daños colaterales que habían causado, para su fortuna, esa parte de la ciudad parecía esta olvidada, o deshabitada al menos, fue en ese momento que percibió un destello proveniente de una pila de escombros al lado de unas escaleras, intrigada bajó a investigar,y removiendo los trozoz de escombro con facilidad encontró lo que provocaba esos destellos, su espada Moon Howling, debió haberla soltado antes que Karozo los lanzara dentro de la mansión, “Con que aquí estabas” dice para si misma, en un tono feliz, por haber hallado su reliquia familiar.

Caminando de vuelta al sanatorio paso por un establecimiento en el cual al parecer hacían trabajos artesanales de acero y metal, como una herrería, pero mas sofisticada, paro un poco a ver, por mera curiosidad, cuando divisó en el mostrador algo muy familiar, un arma de fuego, y una muy parecida a la que tenía un viejo conocido suyo, “buscaba algo señorita” le dirige el encargado, saliendo desde una cortina al fondo del negocio, “ahh este nada, solo estaba viendo” aclara con un tono timido, pero momentos después se sorprendió, cuando vio que detrás de aquel hombre se escondia aquella niña que les había llevado comida muy temprano en la mañana “tu eres. . ?” “Ah, ella es mi hija” aclara el encargado, mientras cargaba a la infante “entiendo, mucho gusto pequeña, y gracias por lo de la mañana” le dirige amablemente Miriya a la niña, “usted es Miriya Silverfang cierto?” sorprendida la Lycan voltea a ver a aquel hombre, quien acababa de bajar a la niña para acercarse a un cajón cerca del mostrador, nerviosa Miriya afirma con la cabeza, como era posible que aquel hombre la conociera, acaso era espía de los werepanther? Quizo acercar la mano al mango de su espada, en caso de que el hombre sacara algún arma del cajón, pero dudó hacerlo, no podía simplemente agredir a alguien sin estar segura, y menos estando frente a la menor.

“Hace tiempo un cliente me dejó esto, y me pidió que se lo entregara a una mujer con sus características” aclara aquel hombre, mientras sacaba del cajón lo que parecía ser una carta, la cual le entrega a la mano de la Lycan, quien se alivia un poco al saber que no era lo que pensaba, así que toma la carta y le agradece cortesmente, para momentos después salir del lugar y reanudar su camino hacia el sanatorio, no sin antes despedirse nuevamente de la pequeña, leyendo en el camino la carta que recién le habían entregado. “No puedo creerlo, Spiegel estuvo aquí¡¡” dice emocionada para si misma, ya que un buen amigo suyo probablemente se encontrara cerca de ahí.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Svernt
Admin
avatar

Signo chino : Serpiente
Cantidad de envíos : 221
Fecha de inscripción : 26/10/2009
Edad : 28

MensajeTema: Re: Terion, la ciudad de acero [privado_svernt]   Lun Jul 18, 2011 4:14 am

Reposo...

Suspiro pesadamente, si algo odia ese elfo es estar encerrado por algo de tiempo, no es claustrofobico, pero sin duda es una secuela que quedo en el despues de tantas clases que su padre le hacia pasar. El castaño solamente sonrio levemente ante la broma hecha por el medico luego asintio ante sus palabras, el ya lo sabia, ese torniquete sin duda alguna estaba improvisado y mal hecho... -Tomate tu tiempo- Le sonrio a la lycan observando como se retiraba de sitio, la verdad es que aquello le incomodo un poco, tener que estar aceptando indicaciones, era como aguantar las habladurias de su viejo, en ese aspecto, Svernt se ve un poco como un hijo rebelde que un noble principe heredero.

Afortunadamente el brazo roto solo lo habia hecho por una seccion, de ser varias tendria que tener mas cuidado con el en un futuro pues lesiones asi no suelen soldar con facilidad. No pudo evitar de vez en vez tensar la mandivula y apretar la mirada ante el dolor pues aun un minimo rose hacia doloroso el contacto. En si, solamente eran golpes y una que otra quemadura por las explosiones generadas por la garra del gran felino. Una que otra venda en el torso y un torniquete nuevo fue lo que necesito el elfo... Claro esta, aparte de tener que descanzar bien por un rato... Seguramente tendria que quedarse en Terion durante un tiempo, al menos, hasta que el brazo no representara grandes riesgos.

Ese brazo... Siempre le habia dado problemas, pues recordando una situacion similar, no le habia soldado bien de un disloque y aquella travesia se habia prolongado, ocasionando de vez en vez varias molestias. Suspiro pesadamene. Al menos en lo que medicina respecta, el castaño no puso reproche alguno, hasta cooperaba el estaba consciente de su situacion y de sus heridas como para ponerse terco.

Obviamente, tuvo que despojarse de lo que quedaba de su armadura, el otro antebrazo y las protecciones de los muslos y las botas, por esa parte no se preocupaba lo bueno que esta se regeneraba era que no tenia que gastar en las reparaciones. Tanto cansancio, tanto dolor. Calmantes no le habian dado, pues tomaba un tiempo prepararlos cosa que, seguro, el doctor deberia hacer para despues, ahora solo habia un problema, habria que acomodarle el brazo al elfo. Svernt solamente asintio con pesadez, sabia como era eso. La enfermera lo sostuvo de una parte para evitar que se moviera, mientras el doctor tomaba el antebrazo del elfo, ante esto, el castaño apreto la mirada por lo que estaba a punto de venir.

Y entonces, el sonido del hueso acomodandose no se hizo de esperar, al igual que el grito del elfo que seguramente se escucharia a las afueras del lugar, al terminar lleva el brazo sano ahsta donde el hombro,no podia tocarse el brazo o la herida pues el medico se lo prohibia aparte que estaba aplicando el torniquete. Solamente se dedico a mirar hacia el suelo mientras jadeaba con varios mechones de cabello apegandose a su rostro por el sudor del dolor causado. Suspiro aliviado, al menos lo peor ya habia pasado...

_________________
Eternal silence cries out for justice
Forgiveness is not for sale
Nor is the will to forget


Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://mecano.superforo.net
Miriya

avatar

Cantidad de envíos : 30
Fecha de inscripción : 29/11/2010

MensajeTema: Re: Terion, la ciudad de acero [privado_svernt]   Miér Jul 20, 2011 10:57 pm

Todo aquel trauma y dificultad en el sanatorio paso desconocido para la Lycan, quien de camino al lugar donde había dejado a svernt había parado a comprar unos bocadillos que hallo en el camino, conocidos como emparedados, después de todo el caminar hasta el centro de la ciudad y el duro tratamiento que seguramente el doctor le estaba aplicando, además de ver unas cuantas curiosidades.

Debido al fino oído que poseía percibió los gritos de dolor de su acompañante, siendo que aun se encontraba un poco lejos del sanatorio donde estaba, sin tiempo que perder deja lo que estaba observando para correr hacia el lugar, colocando uno de los emparedados en su boca, y el otro, aun en su envoltorio, guardado en una bolsa de tela que le habían dado.

Saltando de techo en techo fue como ahorro camino hacia el sanatorio, calculando aproximadamente el cuarto donde lo tenían salta hacia la calle y de esta toma impulso hacia la ventana abierta del cuarto, volteando la vista hacia todos lados para dar finalmente con el elfo, quien apaciblemente se encontraba descansando en aquella clara cama, suspiró aliviada, retiro con su zurda el alimento de su boca y dedujo al ver su improvisado torniquete en la mesa a un lado de él que aquellos gritos de dolor habían sido porque habían tratado y reacomodando algunas lesiones y fracturas sin usar ningún tipo de calmante.

Silenciosamente coge una silla de la entrada del cuarto y la coloca con el respaldo hacia enfrente cerca de la ventana, que mostraba como poco a poco, el sol penetraba, aunque muy levemente las densas nubes de Terion, regalando un panorama poco usual. Su fiel can se acerca a su ama en alegría por haber regresado, esta lo acaricia y le da un trozo del bocado que compró fuera.

Toda aquella actividad, aunque sigilosa termino por hacer que Svernt abriera los ojos. La lycan amablemente le pregunta “como te sientes?” mientras le daba el otro emparedado, seguramente tendría un poco de hambre al soportar todo aquel rudimentario pero efectivo tratamiento a sus fracturas y lesiones.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Svernt
Admin
avatar

Signo chino : Serpiente
Cantidad de envíos : 221
Fecha de inscripción : 26/10/2009
Edad : 28

MensajeTema: Re: Terion, la ciudad de acero [privado_svernt]   Jue Ago 25, 2011 2:21 am

Tranquilidad al fin.

Luego que tuviesen que acomodarle el brazo, el elfo, rendido ante el dolor y el cansancio (pues aunque durmio lo hizo en posicion incomoda y vamos, no se descansa lo necesario) terminaron por arrullarle. A saber cuanto tiempo paso luego que la enfermera y el doctor le ayudaron a acomodarse en la cama.

Mantenia el brazo herido apegado a su pecho, y no pudo moverse, o mejor instintivamente no lo hizo, quiza el cansancio no se lo permitio, o a saber. Sintio una presencia en el lugar, pues aunque en descanso, los continuos viajes y peligros que ha vivido le mantienen en alerta cuando duerme, y su fino oido tambien ayudo..,

Lo primero que observo al abrir lentamente los ojos, fue el techo, preguntandose internamente, donde estaba, aunque no paso mucho tiempo cuando pudo recordar el sitio. Con algo de dificultad, de irgio, para poder observar mejor a la lycan, y para su comodidad tomo la almohada colocandosela en la espalda, una vez hecho esto, tomo lo que la chica le ofrecia. -Ya mejor... al menos el brazo dejara de hostigarme- Rie levemente al admitir su torpeza o falta de cuidado durante el fiero combate, pero la adrenalina le habia ganado, igual que la fuerza de Karozo.

-¿Cuanto paso?- Cuestiona, refiriendose al tiempo, observando el extraño "pan" que la chica le ofrecia, pero hasta eso, no dudo en comerselo, pues Miriya habia intuido bien, tenia hambre, no habia llenado muy bien con lo que habian desayunado.

_________________
Eternal silence cries out for justice
Forgiveness is not for sale
Nor is the will to forget


Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://mecano.superforo.net
Miriya

avatar

Cantidad de envíos : 30
Fecha de inscripción : 29/11/2010

MensajeTema: Re: Terion, la ciudad de acero [privado_svernt]   Sáb Sep 03, 2011 2:24 am

Con una ligera expresion de alivio ve como el elfo comía lo que ella le había traido “unas horas quizás” responde a la pregunta de Svernt. Pasado un rato la noche nuevamente había caído en Terion, y por la ventana del modesto cuarto del duo el vivido panorama no se hizo esperar.

“Sabes, parece ser que no soy la única Silverfang después de todo” comenta de forma animada a Svernt, como ansiosa por contarle lo que había descubierto aquella tarde mientras había salido. “Un viejo amigo estuvo aquí antes que nosotros, y según esta carta dice que ha visto a mi hermano Hien”.

De forma animosa le platica al Elfo quien era aquel amigo suyo, un cazarrecompenzas llamado Spiegel Ankorage, y quien era su Hermano Hien, “El era el tercero mas joven de nuestra camada, después de mi y mi hermana Terra. Recuerdo haber escuchado a los mayores del clan decir en esa ocasión que el grupo donde estaba Hien no había vuelto de su posición, y que probablemente había sido eliminado por los blackloxx, lo cierto es que jamás supimos la verdad, y al final tuvimos que darlo por muerto. Pero si lo que dice Spiegel es verdad tengo que ir a buscarlo yo también lo antes posible” .
Acabado de contar su relato ambos se percataron de otro evento poco usual en Terion, luces que se elevaban al cielo, y que estallaban en un espectáculo de luces y colores, la lupina abre entonces la ventana y la cortina para apreciarles mejor, a la vez que regresa a sentarse a la silla, justo enseguida de la cama donde descansaba el Elfo, sin palabras y serenos apreciaron el bello espectáculo, únicamente dirigiéndose un mirada momentánea para terminar de ver el evento, mientras Kahn ladraba de la emoción.

Tres días habían pasado desde entonces, en la mañana bien temprano se veía como ambos se despedían del amable doctor y la enfermera que los habían atendido, “cuídense muchachos, y ya no busquen pleitos” comenta el profesional a manera de broma, mientras regresaba a los interiores de su edificio, a volver a su trabajo habitual.

Mientras tanto el dúo seguido de Kahn caminaba tranquila y cómodamente por las mismas calles en las cuales se habían conocido de la manera menos usual, la Lycan portaba una nueva capa que cubria su dañada pechera y hombreras, y a su diestra cargaba hacia su espalda su característica espada, envuelta en una oscura tela, extrañamente no usaba el parche, quizás por comodidad o simplemente por olvido, mostrando la cicatriz que atravesaba su orbe cerrada permanentemente, además de llevar su cabello suelto, revelando estar mas largo de lo que aparentaba.

A diferencia del dia en que se toparon, esa mañana había salido un poco el sol de entre las densas nubes, tornando el cielo matutino de un leve tono dorado, con la usual humedad y charcos en el camino, El brazo del elfo parecía haber sanado completamente, pudiendo ya hacer cosas normalmente con ambos brazos y manos, sin embargo el doctor le advirtió que aun asi evitara sobreesforzarse un tiempo, para no presentar complicaciones.

“A pesar de ciertos contratiempos me gusto mucho este lugar, probablemente regrese en el futuro, espero y siga siendo igual de encantador” comenta la lupina, tratando de hacer algo de plática en lo que llegaban al puente que unia a la ciudad con las tierras exteriores, pues sabia bien que quizás no vería al Elfo en un tiempo, a menos que se volviesen a topar por azares del destino.

Ya estando en la parte alta del puente el duo observa el ir y venir de los diversos carruajes debajo de ellos, y el ruido de los navios en las aguas que corrian alrededor del imponente lugar conocido como Terion, un ligero aire de melancolía se sentía en el ambiente, a la vez que un fuerte viento ondeaba tanto la capa de la lycan como la capucha y el cabello del elfo, “Supongo que aquí nos separamos, me dio gusto conocerte, Svernt de Gaudia, mucha suerte en tu viaje, y ojala en el futuro volvamos a cruzar caminos” le dirige sinceramente, antes de acercarse a estrechar su mano, la Lycan no era muy buena expresando sus sentimientos, sin embargo el elfo ya ocupaba un lugar dentro de ella y el estrechar de manos paso de repente a un espontaneo abrazo, por lo menos de parte de la Lycan, además, sin que el elfo se diera cuenta ella dejo un pequeño envoltorio en uno de sus bolsillos.

musica de fondo http://www.youtube.com/watch?v=8py16JqHIgY

Se alejo lentamente a la orilla, caminando de espaldas y deteniéndose un momento a decirle un “Hasta pronto” tanto verbal como corporalmente, dejándose caer de espaldas hacia donde corrian velozmente aquellos carruajes, seguida de su lobo Kahn, Miriya sabia lo que hacia, y cayó claramente de pie en uno de esos carruajes, tirado por ocho caballos se alejaba rápidamente a travez del puente hacia las afueras de Terion, y una vez que perdió de vista al elfo, a quien vio en todo momento voltea su vista hacia el camino que recorrían, “Ahora hacia Iraianades Kahn” le dirige a su can mientras lo acariciaba, sentándose en el techo de aquel carruaje que se alejaba poco a poco hacia el horizonte del amanecer.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Svernt
Admin
avatar

Signo chino : Serpiente
Cantidad de envíos : 221
Fecha de inscripción : 26/10/2009
Edad : 28

MensajeTema: Re: Terion, la ciudad de acero [privado_svernt]   Miér Sep 07, 2011 12:52 am

Quiza de no ser por la compañia de la lupina. Hubiese muerto de aburricion en el cuarto... El hecho de no poder moverse, de no poder salir, era una de las pocas cosas que, en verdad, desesperan al elfo. No era claustrofobico, no obstante, la mayor parte de su vida la paso encerrado gracias a su padre y cuando tuvo la oportunidad, huyo, literalmente.

Suspiro pesadamente, con una sonrisa melancolica en su rostro. Pero casi al instante, aquel sentimiento se borro de sus facciones, enfocando su atencion hacia la ventana, pretendiendo ver mas alla. -¡Vaya!- Comenzo, el comentario, realmente le tomo por sorpresa. Al menos, la peli purpura ya parecia tener aunque sea un minusculo rayo de esperanza. La frase siguiente, no le genero mucha alegria, pues, de seguro, si no se hubiese encontrado en ese estado tan deplorable ella ya hubiese podido ir en su encuentro. Bajo por unos instantes la mirada para postrarla sobre el cabestrillo.

Apenas pretendia hablar cuando aquel hermoso espectaculo le tomo por sorpresa. No importaba, ya habria tiempo seguro para decir lo que pensaba, pues, en su momento, sintio que las palabras sobraban, lo mejor era disfrutar de aquel inusual evento en silencio. Sin duda alguna, Therion, era bastante interesante, en todos y cada uno de los aspectos.

Las palabras del doctor si que le hicieron soltar una leve pero agradable risilla, aunque por lo bajo. Los problemas no los buscaban, ellos solos se dirigian hacia ellos. La diferencia entre ambos viajeros era, que el elfo, parecia no haber presentado combate. Claro aun llevaba la venta por "precaucion" en su brazo, no obstante su armadura estaba intacta, como si la acabasen de forjar, ni un solo rasguño. Por su parte l pretendia estar en ese lugar un tiempo mas, en lo que decidia hacia donde viajar.

-Quiza se torne mas interesante dentro de poco, hay muchas cosas que ver, no dudo que salgan mas- Menciona con entusiasmo. -El gusto fue mio. Nunca crei combatir al lado de un lycan, no todos los dias se tienen oportunidades como esa ¿Sabes?- sonriente en todo momento es como se despide estrechando la mano femina. Cuando le abrazo, este se sorprendio ligeramente y solamente llevo la vendada mano hasta la cabeza de la lycan para acariciarla levemente, sin percatarse del acto de la lupina, al menos de momento. -¡Hasta que el viento haga que nuestros destinos vuelvan a cruzarse miriya silverfang!- Menciona observando como la de orbe azul se dejaba caer hacia la carreta.

Aquella actitud, le parecio tan tipica y caracteristica en aquella legendaria raza, pues, se notaba la despreocupacion por naturaleza entre ellos, al menos, en esa lycan, y el otro que conoce. Toma algo de aire, antes de llevarse las manos a los costados de los labios y gritar sin que su tono se escuchase molesto -¡Suerte en tu viaje, que encuentres lo que buscas!- Recargo su antebrazo en la proteccion del puente. Flexiono levemente una rodilla para estar de esa manera mas comodamente.
Suspiro observando a la carreta irse, lo malo de ir y venir son las despedidas... Se quedo unos instantes escuchando el baruyo del pueblo, el ir y venir de las personas. Sintiendo la brisa matutina en su rostro. Recordo que su espada quedo completamente destrozada, pero de eso ya se encargaria luego... el movimiento le ayudo a percatarse de algo, extrañado, llevo la mano hasta su bolsillo, percatandose del objeto que la chica habia dejado en el: Un cuerno como los usados en el campo de batalla, o en la cazeria. No obstante, este tenia un hermoso lobo tallado. Sonrio amplamente mientras cerraba los ojos y con enorme cariño guardo el artefacto en donde antes, con suma cautela y cuidado para evitar extraviarlo.

...Hablando del ir y venir de las personas y del baruyo del pueblo: Su fino oido le hizo percatarse de algo, que le hizo prestar atencion inmediata. -¿Sabias quela guardia imperial de Renais esta en la ciudad? Dicen que vieron al principe fujitivo, los rumores se han extendido- Platica una mujer que llevaba una canasta con varios viveres en ella, su acompañante no pudo evitar mostrar una expresion de sorpresa. Lamentablemente, no pudo continuar escuchando la conversacion, pues algo mas atrajo su atencion: Soldados, al parecer observandole. Uno parecio dirigirse hacia su compañero, el cual inmediatamente le señalo -¡Es el!- Y sin perder el tiempo comenzaron a correr hacia su direccion.

-Ya se habian tardado- Menciona el elfo antes de dejar escapar una risa travieza. Sin pensarlo dos veces, ayudandose del brazo el cual apoyaba anteriormente, salto... Cayo pesadamente, luego esquivo agilmente una carreta que se aproximaba a gran velocidad y de esa manera, comenzo a correr, en direccion contraria hacia donde la carreta donde la lycan habia brincado. El grito de los guardias se escuchaba por todo el sitio, mientras, que, svernt reia como un niño traviezo, perdiendose entre la gente
.

-Inserte aqui Snapshoot del elfo corriendo siendo perseguido por los guardias(?)-


CERRADO

_________________
Eternal silence cries out for justice
Forgiveness is not for sale
Nor is the will to forget


Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://mecano.superforo.net
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Terion, la ciudad de acero [privado_svernt]   

Volver arriba Ir abajo
 
Terion, la ciudad de acero [privado_svernt]
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 2 de 2.Ir a la página : Precedente  1, 2
 Temas similares
-
» ***Tikal Ciudad Mistica***
» LA CIUDAD DE LA NIEBLA, de Pío Baroja
» Lago - Ciudad de Guarda (Portugal)
» Figuras KO conseguidas localmente (tu ciudad)
» Metro de Sevilla | Línea 1: Ciudad Expo - Olivar de Quintos

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Mecano: Moon tales :: Nova Terra :: Terion-
Cambiar a: