Mecano: Moon tales

Foro RPG Fantasía Medieval
 
PortalÍndiceCalendarioFAQBuscarMiembrosRegistrarseConectarse
CUMPLIMOS 2 AÑOS ¡MUCHAS GRACIAS A TODOS!
Staff
Equipo de administradores de Mecano Moon Tales. Cualquier duda, queja, o sugerencia, favor de mandarle mp a ellos.
Últimos temas
» Brisa, Arena y Diversion (Privado_Aure/Becker)
Vie Feb 28, 2014 9:20 pm por Miriya

» Dos Guardianes una Noche (Priv. Aure/Specchio)
Sáb Nov 17, 2012 1:01 am por Miriya

» Una lluvia de cantos. [Libre]
Miér Nov 07, 2012 2:47 pm por Cayn

» hermosa vista -Libre-
Miér Nov 07, 2012 2:31 pm por Cayn

» Cazador Azul [Privado_Becker]
Lun Nov 05, 2012 3:16 am por Spiegel Ankorage

» Inactividad del foro
Sáb Nov 03, 2012 4:19 pm por Svernt

» Reinos Infinitos Afiiacion normal
Sáb Sep 08, 2012 3:28 am por Invitado

» Qué hora es?
Mar Abr 17, 2012 7:52 pm por Nick Annunaki

» Fennarell Foro de Rol Fantastico Amoxpets Amoxesclavo
Jue Feb 23, 2012 9:21 pm por Invitado

Mejores posteadores
Svernt
 
Specchio
 
Rossy
 
Nara
 
Sol Badguy
 
Roxanne
 
Kirami
 
Black Hound
 
Venecia
 
Kouga
 
Temas similares
Conectarse
Nombre de Usuario:
Contraseña:
Entrar automáticamente en cada visita: 
:: Recuperar mi contraseña
¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 20 el Miér Jul 13, 2011 12:04 am.

Comparte | 
 

 Fuego del pasado (Libre)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Black Hound
Admin
avatar

Cantidad de envíos : 75
Fecha de inscripción : 19/01/2011

MensajeTema: Fuego del pasado (Libre)   Mar Jun 21, 2011 12:01 am

Si que era un dia inusualmente caluroso en la tierra conocida como dragon land, a mediados de la tarde el gran sol pintaba de amarillo y de naranja las abundantes nubes en el cielo, que revelaban su majestuosa circunferencia.

El peculiar ambiente fue completado con una cálida y moderada ventisca, que levantaba tierra y hojas secas, además de polvo de las antiguas ruinas, a las cuales un misterioso ser observaba desde las afueras del valle.

“Por fin, asi que esto es Dragon Land” dice para si misma al hacer reconocimiento al lugar, no estaba muy habitado, uno que otro dragón sobrevolaba los cielos, mientras otros descansaban en pequeños montes y gigantes rocas.

Respiró un ambiente familiar, a pesar de que nunca había estado ahí, siendo un drakonian extranjero el haber llegado al lugar causaba una extraña sensación de nostalgia, por alguna razón, quizás era instinto, o las múltiples historias que había escuchado de tal lugar, fuera lo que fuese por fin se encontraba ahí, recordó que, antes de arribar, había tenido una pequeña discusión con su acompañante, al cual no le había permitido ir con ella por el peligro que pudiese representar algún dragón hostil, afortunadamente su conflicto había quedado en buenos términos y aquel joven castaño le prometió esperarla en el pueblo que se encontraba en las afueras del lugar.

Decidió por fin adentrarse en el valle, específicamente en las antiguas ruinas, llenas de polvo y erosión debido al clima árido que caracterizaba esa parte del lugar, en ese momento portaba toda su característica armadura, a excepción del yelmo, que colgaba de su cintura, dejando al descubierto su larga cabellera negra, sus cuernos color plata y sus llamativos ojos ruby, algunos dragones le veian pasar de reojo, para después regresar a sus asuntos, otros simplemente la ignoraban, era normal, los forasteros eran raros de ver y generalmente no representaban problemas o disturbios, para Lanthe era mejor asi, no gustaba ni acostumbraba llamar la atención, para asi enfocarse en lo que buscaba.

Se tomó su tiempo, observando, tocando y analizando las viejas estructuras, quizá alguna podría darle alguna otra pista de lo que buscaba: algúna representación o imagen de la ancestral diosa Tiamat, madre de los primeros Dragones.
Fue asi que, poco a poco, se acercaba a la parte mas olvidada de las ruinas, a los pies de un monte, una gran estatua de un dragón, lo que sorprendió a la drakonian era que, dicha escultura contaba con 5 cabezas, característica principal de la legendaria figura que Hound buscaba.

Frente a frente, ante aquel monumento, Lanthe suspiró ante el descubrimiento, una pequeña voz hacia eco en su cabeza, mientras que una sensación de familiaridad recorría su ser, no se imaginaba que estaba a punto de descubrir la respuesta que había buscado toda su vida.

Sin embargo un leve ruido la sacó de su inspiración, llevando su diestra a la espalda, en posición para desenvainar a Enuma. Y cerrando la mirada, tratando de determinar donde se encontraba el autor de dicho ruido.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Val Fawne

avatar

Cantidad de envíos : 15
Fecha de inscripción : 10/02/2011

MensajeTema: Re: Fuego del pasado (Libre)   Mar Sep 13, 2011 11:46 pm

Un lagarto pequeño se movía ágil entre las rocas, esparciéndolas a su paso, en un movimiento brusco y repentino golpea un pedrusco con la cola que sale dirigido contra la guerrera, tan solo para hacerle llamar la atención a una escena que no ocurría muy lejos de allí.

-AUXILIO!! Quieren comerme!!-
grita Fawne en su forma humana, aunque por su rostro y actitud se notace que no corría peligro alguno, mas bien que se aburría mientras un dragón la paseaba atrapada entre sus garras sobre volando el paisaje, aterrizando con cuidado junto a otro compañero dragón y soltándole con delicadeza en el suelo. Ambas criaturas eran enormes en comparacion a la joven pero de un tamaño promedio para la raza a la que pertenecían. Quien la había transportado hasta el momento era un dragón de escamas pequeñas, casi invisibles de un color completamente negro y amplias alas. El compañero de escamas amplias y brillantes de color rojo poseía una larga cola que terminaba en aguijon. Ambos seres tenían una evidente cara de cansancio y fastidio.

-Deja de exagerar, Dama Val Fawne Amneris- se queja el dragón negro con el mayor de los respetos.

-Ya...preferiría que me comieran y así me ahorro la tortura, seguro los sabios habran preparado cien horas de sermones- dice agobiada la aparente humana sentándose en el árido suelo, Drangon Land era mas calurosa de lo que recordaba.

-No puedo creer que ella sea la sacerdotisa principal de los dioses, carece del orgullo de nuestra raza- confiesa el dragón rojo irritado a su compañero mientras mira con desden el cuerpo humano de la secuestrada.

-Intenta ser mas respetuoso, Magnum-
le reprocha el dragón negro enfadado.

-No te preocupes, estoy totalmente de acuerdo con Magnum. Consiganse un sacerdote nuevo, mas eficiente y todo y LISTO! todo solucionado sin incidentes y los dioses ni cuenta se dan-
se burla la chica sin tomarse ni una sola palabra en serio, intentando una manera de escaparse pronto decidida de que no seria arrastrada a ver a sus antiguos camaradas -Ahora soy una inofensiva, linda y simple humana.

-Eres y siempre seras un dragón- pronuncia en un tono frió y orgulloso el dragón rojo, aunque parecía querer agregar "sin importar lo deshonroso que eres para todos nosotros".

-Nos ordenaron llevarte con los representantes de los dioses y eso haremos sea o no lo que desees, los dotes dados no pueden ser retirados y debes hacerte responsable de ello.

Fawne suspira, revisando su alrededor sin rendirse, buscando armar un plan de ultimo momento que salvara su pellejo, no muy lejos y lo suficientemente distinguible para ella, un guerrero de peculiar armadura se encontraba. -Guerrero!!- comienza a correr rápidamente hacia la figura mientras los dragones la siguen sin mucho animo -ayudame, por favor, ayudame...me han secuestrado- intentando sonar desesperada con una muy mala actuación señalando a sus secuestradores escamados.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Black Hound
Admin
avatar

Cantidad de envíos : 75
Fecha de inscripción : 19/01/2011

MensajeTema: Re: Fuego del pasado (Libre)   Miér Sep 14, 2011 9:36 pm

Con calma retira su mano del mango de Enuma, al parecer aquel ruido no era mas que un pequeño lagarto que se encontraba ahí, “con que eras tu, pequeño” comenta para si misma mientras aquella pequeña roca que salió disparada repentinamente golpeaba su mejilla, ni siquiera había sentido el golpe, pero la acción le hizo percatarse de que un par de dragones habían sobrevolado por encima de ella.

Al principio no pareció darle mucha importancia, era normal, se encontraba en dragon land, tierra de los dragones, con calma toma al pequeño animal y lo coloca sobre una barda mas alta, para evitar pisarlo por accidente, sin embargo instantes después claramente escucho que alguien pedia ayuda, una inconfundible voz femenina exclamaba “Auxilio” no muy lejos de donde se encontraba, asi que decidida se coloca su yelmo y sale del lugar de un gran salto, no le preocupaba mucho el retrasarse, igual las ruinas no se moverían de donde están, asi que cae pesadamente (como era su costumbre) no muy lejos de donde se encontraba.

Con una expresión extrañada (revelada únicamente por sus ojos ruby, que era lo único que se podía apreciar de su rostro debido a la penumbra que provocaba su casco) ve como aquella joven se acercaba corriendo hacia ella, “Guerrero, ayudame por favor, me han secuestrado¡¡ oye exclamar a la joven mientras la topa de frente.

Debido a la manera en que la muchacha exclamaba y pedia por ayuda la drakonian inicialmente pensó que se trataba de una broma, o incluso una trampa, pues el tono que escuchaba no parecía ser lo suficientemente serio para alguien cuya vida esta en riesgo.

Dejo un momento a un lado su deducción cuando vio al par de dragones acercándose detrás de la chica, y esta señalándolos como la razón de su dilema, “Dragones, estoy de suerte, quizás sepan algo de lo que busco” piensa, pero antes de aventurarse a charlar con miembros de su misma especie hace la pregunta obligada a la situación, colocando a la joven detrás suya y distorsionando nuevamente su voz (tal y como solía hacerlo cuando asumia totalmente la identidad de Black Hound)

“Sucede algo caballeros?”
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Val Fawne

avatar

Cantidad de envíos : 15
Fecha de inscripción : 10/02/2011

MensajeTema: Re: Fuego del pasado (Libre)   Lun Sep 19, 2011 1:47 am

Se oculto detrás del guerrero, ganando algo de tiempo para ver como escaparse mientras el trataba con los dragones, no debía ser algo tan complicado, cierto? Aunque un páramo desierto con solo un trillón de rocas esparcidas por ahí y unas bestias gigantes delante tuyo no complicaran un poco las cosas.

Bestias ancestrales regidas por las costumbres, así eran estos dragones que supieron reconocer a uno de los suyos gracias a su distintivo aroma. -Hermano, la joven tiene el honor de recibir una audiencia con los sabios y debe asistir a toda costa a ella, es su responsabilidad como draconian- dice sereno el dragón negro, en pedido a que le entregaran a la joven.

-Valla honor- volteando los ojos con ironía pero sin apartarse de la espalda del guerrero, al menos le seria mas difícil atraparla allí.

-Shh, te pagare lo que quieras si les convences de que me dejen en paz- le susurra al desconocido casi suplicandole que intercediera por ella.

Que mas, un ingenuo con apariencia fuerte podría serle útil para salir de este lió, ya si se ponía pesado podría escapar facilmente del desconocido. El problema estaba si no lograba engañar a las bestias, no tendría salida y tendría que discutir con esos fosiles andantes que se empeñan en decidir como debe vivir cada uno su vida.

-Simplemente entreganos a la sacerdotisa y no interfieras forastero- dice en su acostumbrado tono malhumorado Magnum.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Black Hound
Admin
avatar

Cantidad de envíos : 75
Fecha de inscripción : 19/01/2011

MensajeTema: Re: Fuego del pasado (Libre)   Jue Sep 22, 2011 12:34 am

Vaya lio en el que al parecer se había metido la draconian, y eso que apenas habia llegado a dragon land, el problema sin embargo no parecía ser muy complicado, al parecer el duo de dragones buscaba llevar a la chica a algún lugar, lugar al que claramente ella no quería ir.

Volteó a verla un momento, escuchando el ofrecimiento monetario que esta le proponía si hacia que el par de draconians no se la llevaran, ciertamente aquel dilema no era asunto suyo, mucho menos sabiendo que la chica no corria peligro alguno después de todo, sin embargo algo le hizo pensar muy bien antes de actuar, sabia lo importante que eran las responsabilidades, pero también el que ejercerlas contra su voluntad y sin intención era fútil al final, también pensaba que la libertad de hacer con la vida lo que uno quisiese era un derecho de todos los seres vivos, ella misma lo había vivido en su juventud, a pesar de que el bando del cual estaba no era de los mas honorables hacia lo que mas le gustaba: luchar.

“Haré lo que pueda, descuida”

Le susurra a la joven, no lo haría por dinero ni por algún otro beneficio, simplemente le hacia un favor a un semejante, a otra drakonian, asi es, tal y como lo habían hecho sus perseguidores ella también había identificado a la chica como una, ya que, si estuviera en su posición tampoco le gustaría ser obligada a vivir su vida de una manera predeterminada.

“Es un placer conocer a honorables hermanos como ustedes, sin embargo, la chica parece no querer asistir a tal audiencia, ni a ejercer sus deberes como sacerdotisa, pienso que a la larga esto podría ser contraproducente para ustedes, o me equivoco?”

Le dirige cortésmente al dragón negro, tratando de disuadirlo de llevarse a la joven, mientras caminaba un poco hacia ellos, pero al hacerlo, notó algo de hostilidad por parte del dragon rojo Magnum.

Quizás persuadir al dragón negro sería relativamente sencillo, el dragón rojo si seria un problema, aunque ahora que lo pensaba mejor el tal magnum podría representar un interesante oponente.

Una idea vino a su mente, con la cual podría ayudar a la joven y conseguir algo de información, sino de los dragones al menos de ella a la cual ayudaba después de todo.

“Como ya dije eso quizás no les convendría hermano, aunque si lo deseas podría invocar el tratado de Bahamut, si ustedes ganan no solo entregare a la joven sino que yo misma la llevare a su asamblea, pero si yo gano la dejaran en paz, además de que quisiera una información que podría ayudarme en mi objetivo”

Sorprendidos, asi fue como quedaron los 3 drakonians con los que se había topado, primero por el hecho de haber confundido el género de aquel viajero, y además por haber invocado una costumbre tan antigua asi como sagrada, el tratado de Bahamut era simplemente un honorable duelo entre 2 o mas drakonians, con lo cual no solo llegaban a acuerdos sino que satisfacían un poco su propio instinto guerrero y bestial.

Lanthe entonces lanza no muy lejos de donde se encontraba su característica espada Enuma, clavándose verticalmente al caer, y procede a tomar su forma real, envolviendo su cuerpo aun con la armadura en candentes llamas rojas, que crecían conforme la metamorfosis avanzaba, al final se revelaba un dragon negro con algunas partes plateadas, 4 cuernos, dos pares de alas, garras y talones metalicos, ojos ruby y una larga cola que terminaba en garrote, no solo eso, su tamaño era similar al del par de drakonians, por lo que su facha inicial de “guerrero” no era solo finta.

Hace una reverencia ante el dúo mientras se presenta cortesmente

“Lanthe Astray, a su servicio”
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Val Fawne

avatar

Cantidad de envíos : 15
Fecha de inscripción : 10/02/2011

MensajeTema: Re: Fuego del pasado (Libre)   Sáb Sep 24, 2011 4:38 pm

Spoiler:
 

El guerrero resultaba demasiado caballeroso, muy formal con los dragones negro y rojo que tan poco bien le caían. Tantos modales llegaban hasta un punto a ser molestos y aburridos. Suspira resignada golpeándose la frente con la palma de la mano, invocar el tratado de Bahamut?? idiota!! ese tipo era un idiota!!! la idea era escapar rápido, no hacer una "apuesta" y menos si no tenia la certeza de que aquel extraño ganara. Por los santos dragones, necesitaba un plan de emergencia y ya.

El forastero de negra armadura, que resulto ser una mujer un tanto masculina, arroja su arma lejos y comienza a tomar su forma original, la de un majestuoso dragón negro con tonos plateados en zonas precisas. Y ni aun en su forma completa dejaba la cortesía de largo, y eso que estaba por enzarzarse en una batalla. Ridículo, realmente todo resultaba ridículo y eso era solo una de las tantas cosas que odiaba de los dragones.

-Septimus, deja que me encargue de esto- Sonríe Magnum adelantandose unos pasos hacia su contrincante dispuesto a luchar.

-No podemos aceptar el tratado, no estamos en condiciones de hacerlo Magnum. Acepte nuestras sinceras disculpas hermana Lanthe Astray, pero nuestras ordenes son irrevocables, es la única conocedora de cada ritual de nuestras tierras, entrenar a otra sacerdotisa o sacerdote lleva décadas que no tenemos en este momento-
era la verdad, o al menos gran parte de ella, el problema principal era la rebeldía que parecía haberle agarrado de un momento a otro a la muchacha que ya llevaba prófuga casi cuatro décadas.

Yaya, que discutan y no le presten atención, que se peleen y no le presten atención, cualquier cosa que la ayude a hacerse invisible. Usa su preciada llave para llevarse un recuerdito de la escena y comienza a alejarse disimuladamente ocultándose de los dragones tras la enorme sombra y contextura de estos.

Cuando se creia ya salvada, una gran garra se posa sobre ella, enjaulandola como una prisión. -Devuelvelo chiquilla- dice el dragón rojo Magnum mofándose de la draconiana que insista verse como humana.

-Es solo un souvenir, no es para que te pongas así camarada-
sonríe la chica intentando escapar a base de simpatía, pero los ojos de Septimus se encontraban reprochandole a la distancia -Bueno...pero luego se e quejan si sigo el ejemplo de los dioses, Olivier el dragón de las estrellas del norte también era un ladrón- tratando de excusarse mientras sacaba la llave y la giraba en el aire, haciendo que un agujero negro apareciera fuera de su "prisión de garras", saliendo lentamente la espada Enuma directo desde la dimensión ropero que le pertenecía a la chica.

Maldición, había perdido su pequeña garantía para asegurarse la lealtad de la dragona y ahora seguramente no tendría solo a dos dragones en contra, quizás se sumara un tercero. Tenia que conseguir mejores dados para su próxima jugada pues se estaba pintando muy negra la situación.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Black Hound
Admin
avatar

Cantidad de envíos : 75
Fecha de inscripción : 19/01/2011

MensajeTema: Re: Fuego del pasado (Libre)   Lun Sep 26, 2011 12:25 am

Mas que preparada estaba para hacerle frente a Magnum, sin embargo el racional y correcto actuar de su compañero Septimus la saco de su concentración. de reojo veía como la joven trataba a cualquier costo de escabullirse del par,incluyendo el hacerse con su espada enuma con una peculiar habilidad dimensional, igual, despues le reprenderia al respecto, asumiendo que salieran de esta satisfactoriamente, fue ahí cuando escucho en su mente una extraña voz, “ No te preocupes, yo me encargare”, sin saber exactamente que era o de donde venia la drakonian toma la palabra.

“Lamento que no hayamos podido llegar a un acuerdo, hermano Septimus, pero no puedo permitir que una de las nuestras sea obligada a un rol al cual no es adepta después de todo” de una forma segura habló todo aquello, sin saber en parte por que lo hizo, sentía que algo o alguien en su interior trataba de ayudarle.

Se percató de algo al momento que la chica era asegurada por Septimus, sin embargo disimulaba para seguir teniendo aquel aparente factor sorpresa, un ser humano, que de alguna forma, parecía estar impregnado con el peculiar olor a azufre que los dragones poseían, vigilaba muy cerca de ahi, por esto mismo no fue detectado por aquellos drakonians.

“Noto tus ansias de luchar Magnum, de verdad me hubiera gustado medir fuerzas contigo, Drako Araisyn¡¡” susurra al dragón rojo antes de invocar aquella técnica, cegando momentáneamente a todos los presentes, fue en ese instante cuando apareció el mencionado “factor sorpresa” de alguna forma la chica aprisionada fue jalada por el brazo por aquel humano mientras la luz continuaba.

Era un muchacho joven, de cabello castaño semilargo sujeto en una coleta improvisada, ropas casuales mayormente verdes, una gran y desgastada capa marrón y una pequeña vendita en una de sus mejillas, que después de liberar a la joven corrió enfrente de ella con la intención que ella lo siguiera, haciéndole una señal para reforzar aquella intención y seguido de un “sígueme” casi como suzurro, para no llamar la atención de los dragones. ahora era cuando podían escapar de la visión y el rango de aquellos dragones, corriendo hacia una parte especifica de aquellas ruinas, cubiertas parcialmente por una espesa capa de arboles. Una vez llegado ahí el chico se oculta bajo estas, observando a lo lejos como la draconian lanzaba aquel ataque al cielo para luego salir volando, con la intención de que aquellos drakonians la siguieran, y asi darle tiempo al chico y a la joven de ocultarse en dichas ruinas.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Val Fawne

avatar

Cantidad de envíos : 15
Fecha de inscripción : 10/02/2011

MensajeTema: Re: Fuego del pasado (Libre)   Miér Sep 28, 2011 12:03 am

Y antes de que los dragones se le echaran en contra, le reprendieran o se pusieran a luchar entre ellos una fuerte luz fue conjurado cegándolos a todos, incluyendolos a ella misma. Se estaba refregando los ojos cuando siente una mano que se aferra a ella y la saca de su disimulada prisión, ghiandole para escapar, con paso torpe le tomo de un hombro dejandose guiar mas por su olfato y sus oídos que por sus ojos que aun estaban encandilados.

Al principio solo podía ver manchones de color, y la arboleda le resulto demasiado oscura hasta que sus ojos volvieron a acostumbrarse. Un joven humano había salido a rescatarla, un simple humano que olia a dragon gracias a una vieja capa que le cubría.

-Que demonios acaba de pasar?- pregunta sorprendida aun refregandose los ojos, a la distancia la dragona guerrera había tomado vuelo perdiéndose a la vista, mientras que Septimus y Magnus le buscaban medios desorientados, maldiciendo su suerte, levantando vuelo para inspeccionar la zona sin mucho entusiasmo.

Se encontraban en las antiguas ruinas, mas precisamente en la zona que el bosque había empezado a comerse tiempo atrás. -Ya, no vendrán hasta aquí, las ruinas no es un lugar muy agradable para muchos- sonriendo traviesa, sentándose sobre una roca grande, quizás un antiguo pilar derrumbado ahora casi erosionado por completo.

-Muchas gracias por la ayuda, pero a que le debo tanta gentileza?- astuta la joven, preguntando de forma educada y sin intensiones de ofender, pero tal gesto no podía ser por nada, que un humano sin armas encima decidiera arriesgarse delante de tres dragones transformados para rescatar a una damisela en peligro sin duda no era algo que se hiciera gratis, o no en su mente.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Black Hound
Admin
avatar

Cantidad de envíos : 75
Fecha de inscripción : 19/01/2011

MensajeTema: Re: Fuego del pasado (Libre)   Jue Sep 29, 2011 10:43 pm

Sintiéndose finalmente a salvo del dúo de drakonians el chico suspiró profundamente, aunque aun había algo que lo tenía preocupado, la reacción que su compañera de viaje tomaría al respecto, sabiendo que la había desobedecido al adentrarse a dragon land el solo, “No fue nada” responde riendo un poco mientras se rascaba la nuca, “Es solo que tuve el presentimiento de que algo andaba mal, Kaleb Esnir, mucho gusto” agrega mientras se presentaba.

Un pequeño ruido llamo su atención, se asoma nuevamente para observar la situación, y ve con alivio como el par de drakonians se alejaban cada vez mas y mas de donde se encontraban, habían logrado su objetivo, ahora solo quedaba esperar a que su compañera volviera sin que despertara sospechas de sus perseguidores que aunque lejos, aun se encontraban ahí.

Tomó asiento al igual que la joven, en una roca que había cerca “jeje, ahora el que anda en problemas soy yo, le prometí a Lanthe que me quedaría esperándola en las afueras de dragón land, pero como te dije, tenía un mal presentimiento, una extraña voz me decía que viniera”.

Una vez más calmados Kaleb comenzaba a observar más detenidamente aquellas ruinas, sabia donde quedaba dragon land desde hace tiempo, pero nunca había entrado ahí por el mismo peligro de los drakonians, no pensaba que el lugar estuviera así de desolado, pero aquí seguramente estaban las respuestas que su compañera andaba buscando.

“Y a todo esto, porque esos dragones querían llevarte? Tu también eres drakonian?" Pregunta curioso el joven, mientras se retira un momento su abultada capa, cuyo aroma y esencia ayudo a que no fuera detectado cuando rescato a la chica.

No pasó mucho tiempo cuando por fin la drakonian Lanthe diera con el par, habiéndose librado por fin de Septimus y Magnum aterriza en la cúpula de un viejo y denso árbol para tomar ssu forma real y bajar de un salto, cayendo ante el par, y portando nuevamente su yelmo a la cintura y su espada Enuma a su espalda.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Val Fawne

avatar

Cantidad de envíos : 15
Fecha de inscripción : 10/02/2011

MensajeTema: Re: Fuego del pasado (Libre)   Mar Oct 11, 2011 1:00 pm

No podía adivinar si el humano gozaba de demasiada valentía o estupidez al arriesgar así su pellejo por un simple "presentimiento" y ademas tomárselo con tanta calma. El dichoso Kaleb revisaba atento como los enormes dragones se alejaban mientras contaba como la guerrera dragona sin duda terminaría echándole la bronca por desobedecer, bueno eso explicaba toda su seguridad, estaba bajo la protección de la drakonian por lo que seguramente era ella quien le daba la seguridad para hacer cualquier acto suicida, confiado de que le protegería.

-Si soy una drakonian, o algo así- responde sin ganas levantando los hombros como si fuer un tema aburrido y sin mucha importancia -solo me molestan esos bicharrascos porque quiero dejar de serlo, es mas entretenido estar de humano- responde con cierta sonrisa traviesa, era evidente en sus ojos la cantidad de planes que tenia para sus largaaaaaaas vacaciones lejos de los suyos y sus responsabilidades.

No tardo mucho la guerrera en encontrarles, quizás fuera que la dragona tuviera alguna clase de coneccion con el humano que le ayudase a ubicarle.

-Ya...que te debo? dudo que te pases salvando damiselas en peligro por simple hobby- dice con un tono de ironía sin demasiado tacto o educación, pero con una sonrisa astuta grabada en su rostro como si fuera la marca registrada de su personalidad. No era que se considerara a si misma una damisela en apuros, pero siempre era mas cómodo y divertido dejar que el resto hiciera todo el esfuerzo, tampoco era precisamente su intención devolverle el favor al dúo dinámico, solo debia deshacerse de ellos de forma sutil, igual que con sus captores para luego planear su merecido escape a vacaciones para los próximos cincuenta años como minimo.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Black Hound
Admin
avatar

Cantidad de envíos : 75
Fecha de inscripción : 19/01/2011

MensajeTema: Re: Fuego del pasado (Libre)   Lun Oct 17, 2011 1:34 am

Al arribar la drakonian a donde se encontraban los dos la expresión de alivio del joven Kaleb no se hizo esperar, sabía de antemano que su compañera era mas que capaz de manejar ese tipo de situaciones, pero no dejaba de preocuparlo el hecho de que se metiera en situaciones de la índole tan seguido, la vio acercarse a él poco a poco, sabiendo el motivo, desvió la mirada, no era capaz de verla de frente después de pasar por alto una indicación tan sencilla, “Lo lamento” fue lo único que expreso el muchacho ante Lanthe.

Claramente se encontraba algo molesta por lo sucedido, no iba a perdonarse si algo le hubiera pasado frente a los dos drakonians, mas ella también era incapaz de reprenderlo severamente ya que podía sentir su total arrepentimiento. Suspiro profundamente y colocó su diestra sobre el hombro del muchacho “No lo hagas de nuevo” le dirige con un tono de resignación, sin llegar a oírse blanda, pero tampoco con frialdad o severidad.

“Lo aprendí de los humanos” bromea ante el comentario de la chica “No me debes nada, lo hice por iniciativa propia, debe ser difícil que alguien te diga cómo vivir” explica una vez mas, dejando en claro que todo lo hizo por ayudar a otra drakonian, pues era la primera que conocía desde que llegó a estas tierras, además de que encontraba su actitud “divertida” en cierta forma.

Instantes después una intensa y efímera sensación sorprendió a la drakonian, quien se tomaba la sien en señal de dolor, ya que sentía que por ahí había penetrado dicho sentir, mientras que poco a poco comenzaba a escuchar susurros en su mente, cuyo significado era incapaz de comprender, por lo cual decide preguntar a la chica: “Se te es familiar este lugar?? Siento como si. . “ pero antes de que pudiera terminar el enunciado la voz de Kaleb la interrumpe “Lanthe, tu sombra¡” dice desconcertado, mientras señalaba como la tenue pero evidente sombra de Lanthe asemejaba la de un dragón, un dragón de 4 alas y 5 cabezas, era extraño, considerando que se encontraba en su forma humanoide, no solo eso, también la runa oculta en su frente por su cabello comenzaba a brillar de manera intermitente en un tono rojizo, pareciera que el lugar, las viejas ruinas de dragon land la estaban llamando, volteo nuevamente hacia la joven, claramente desconcertada y por primera vez pide abiertamente ayuda mientras le toma de una mano. “que, que es lo que me ocurre?”
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Val Fawne

avatar

Cantidad de envíos : 15
Fecha de inscripción : 10/02/2011

MensajeTema: Re: Fuego del pasado (Libre)   Miér Oct 26, 2011 8:43 pm

Yaya, que esperaban? aplausos por el emotivo encuentro y la conversación patética de ambos? el gesto de aburrimiento y fastidio de la joven era mas que evidente en su rostro, por lo visto no era una persona que guardase su opinión ni en lo mas mínimo.

-Muy noble de tu parte, etc, etc...- se burla imitando la forma de hablar de Kaleb cuando la guerrera se dirigió a ella.

Pero la gracia termino pronto cuando la sombra de la poderosa guerrera comenzó a distorsionarse en una silueta mas que conocida para la joven sacerdotisa, por los mil demonios malditos! si ella intentaba alejarse de los dioses, los dioses se chocaban con ella.

-Cruza las piernas, rayos!- fue lo primero que salio de su boca con toda la furia, como si con ese gesto solucionara algo, era la común recomendación para soportar ir al baño un rato mas o que una mujer diera a luz al menos por unos minutos, pero nada útil en un momento como este.

Insultos por aquí, insultos por allá mientras intentaba solucionar la cuestión, si un dios ancestral era convocado no tardarían ni un segundo en aparecer todos los dragones de la zona en rendirle culto, adiós a las queridisimas y largas vacaciones que ya se había planeado.

-Si dejaras de brillar seria de mucha ayuda ¬¬- responde en un tono cínico no muy amigable mientras la guerrera le tomaba una mano con desespero, maldita sea esa mujer, por lo visto mas que bendición había sido una maldición cruzarse con ella.

Realmente no deseaba hacerlo, todo menos aquello, pero si quería evitar que hasta los ancianos se reunieran en las ruinas estaba obligada a ello. Desganada se suelta de la mano de la mujer, de sus labios salían un gruñido de disgusto mientras un fuerte viento envolvía su entorno como un umbral que le dividía del resto del mundo mientras la sangre de dragón corría por sus venas, forzando a mantener la forma humanoide, piel de escamas, ojos completamente negros, garras, colmillos, una hábil cola y sus cuatro alas blancas con cada uno de los sellos en su lugar.

-Mantela dentro, si sale por completo en un buen lió estaré metida- indica a la compañera de sangre mientras mueve la ventisca alrededor de ella en cuatro círculos perfectamente definidos mientras repetía palabras ancestrales y perdidas, soltando dos de sus sellos, intentar mantener bajo control a una deidad antigua no era para nada un trabajo sencillo y debía utilizar todos sus conocimientos en ello, no estaba confinando a la diosa, solo impidiendo que su cuerpo completo se materializara en aquel plano. Que era lo que deseaba la diosa? y porque estaba ligada a aquella guerrera? bueno, no le importaba, era una molestia y quien sabe como actuara la diosa ante una sacerdotisa rebelde, con suerte podrían tener una "interesante conversación" si lograba que solo parte de su alma cruzara el umbral.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Black Hound
Admin
avatar

Cantidad de envíos : 75
Fecha de inscripción : 19/01/2011

MensajeTema: Re: Fuego del pasado (Libre)   Jue Oct 27, 2011 5:14 pm

Parecía bastante molesta, ante el hecho de que Lanthe comenzara a manifestar nuevamente sus “peculiares síntomas” la última vez que ocurrió fue en Odizah, cuando recién había conocido a Kaleb, pero ahora algo era distinto, la sensación en su cabeza era mas intensa y cada vez mas insoportable, tanto que apretó con tal fuerza uno de sus puños que las “uñas de los guanteletes de metal perforaron su palma, dejando caer un pequeño hilo carmesí de entre sus dedos.

Se hincó un momento, mientras la joven continuaba con los rituales para tratar de ayudarla, revisando las viejas ruinas en las que se encontraban, no recordaba nada de lo que ahí había, pero por alguna razón todo esto se le hacia bastante familiar.

La chica al parecer trataba de contener al ente en su interior, pero no se imaginaba, ni ella ni su huésped, que aquel ente, aquella deidad buscaba transportarlos a ellos a un extraño lugar.

Repentinamente un par de alas de fuego emergieron violentamente de la espalda de la draconian, sin darle tiempo siquiera de asimilar el dolor que esto le causo, ocasionando que sus pupilas se tornaran grises, estas flameantes alas crecieron y envolvieron en una esfera de energía roja a los 3 presentes para momentos después desaparecer sin dejar rastro alguno en dragon land.

Luego de recuperar la conciencia se dio cuenta que ya no estaban en aquellas ruinas, junto a ella Kaleb y aquella joven drakonian también habían sido traídos a aquel extraño lugar, oscuro, lleno de una densa neblina roja y un apenas visible sol anaranjado en lo alto, “donde estamos?” pregunta Kaleb justamente desconcertado, y un momento después unos retumbantes pasos se escuchaban, acercándose poco a poco al trío, mostrando poco a poco su inmensa figura detrás de aquella niebla.

Ahí estaba, aquel ente, aquella deidad, la enorme dragón de 4 alas y 5 cabezas, dirigiéndose a Lanthe primeramente “Ha pasado mucho tiempo” a lo que ella responde “esta sensación. . . yo te conozco”, después, tres de sus cabezas volteaban a ver a la joven drakonian “Que te aflije tanto, sacerdotisa Val Fawne?” le dirige.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Fuego del pasado (Libre)   

Volver arriba Ir abajo
 
Fuego del pasado (Libre)
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Avanza el proyecto para conectar Tierra del Fuego sin pasar por Chile
» mi tiempo libre?
» Cabello De Modelo Se Prende Fuego
» Puertas de fuego - Steven Pressfield
» escupiendo fuego

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Mecano: Moon tales :: Tierras Volcanicas :: Dragon Land-
Cambiar a: