Mecano: Moon tales

Foro RPG Fantasía Medieval
 
PortalÍndiceCalendarioFAQBuscarMiembrosRegistrarseConectarse
CUMPLIMOS 2 AÑOS ¡MUCHAS GRACIAS A TODOS!
Staff
Equipo de administradores de Mecano Moon Tales. Cualquier duda, queja, o sugerencia, favor de mandarle mp a ellos.
Últimos temas
» Brisa, Arena y Diversion (Privado_Aure/Becker)
Vie Feb 28, 2014 9:20 pm por Miriya

» Dos Guardianes una Noche (Priv. Aure/Specchio)
Sáb Nov 17, 2012 1:01 am por Miriya

» Una lluvia de cantos. [Libre]
Miér Nov 07, 2012 2:47 pm por Cayn

» hermosa vista -Libre-
Miér Nov 07, 2012 2:31 pm por Cayn

» Cazador Azul [Privado_Becker]
Lun Nov 05, 2012 3:16 am por Spiegel Ankorage

» Inactividad del foro
Sáb Nov 03, 2012 4:19 pm por Svernt

» Reinos Infinitos Afiiacion normal
Sáb Sep 08, 2012 3:28 am por Invitado

» Qué hora es?
Mar Abr 17, 2012 7:52 pm por Nick Annunaki

» Fennarell Foro de Rol Fantastico Amoxpets Amoxesclavo
Jue Feb 23, 2012 9:21 pm por Invitado

Mejores posteadores
Svernt
 
Specchio
 
Rossy
 
Nara
 
Sol Badguy
 
Roxanne
 
Kirami
 
Black Hound
 
Venecia
 
Kouga
 
Temas similares
Conectarse
Nombre de Usuario:
Contraseña:
Entrar automáticamente en cada visita: 
:: Recuperar mi contraseña
¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 20 el Miér Jul 13, 2011 12:04 am.

Comparte | 
 

 El aburrimiento... no es para nada bueno. [Priv.]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Kirami

avatar

Signo chino : Rata
Cantidad de envíos : 77
Fecha de inscripción : 17/11/2009
Edad : 21
Localización : Limándome los colmillos (?)

MensajeTema: El aburrimiento... no es para nada bueno. [Priv.]   Vie Mayo 07, 2010 11:16 am

El tiempo pasa, el mundo late junto a los corazones de los seres que habitan en él, las personas nacen, viven y mueren... Así debía ser todo, ese era el orden natural de las cosas. Pero, cuando ese orden era desafiado y surgía algo o alguien que no siguiera la regla de que toda energía un día se debe apagar inevitablemente, todo terminaba careciendo de sentido, desmoronándose...
¿Porqué tenía que ser justamente ella una de las condenadas criaturas que sufría por saber que nunca iba a poder descanzar en paz? Era un martirio, una tortura interminable, el simple hecho de saberse inmortal. No era justo, aborrecía al destino, odiaba a aquel ser supremo que había decidido castigarla con aquello. ¿Qué había hecho, a demás de torturar a viejos, niños, hombres y mujeres? ¿A demás de quitarles la vida? De todas maneras ellos iban a morir...

Y a todo eso se le agregaba su amargura...
Caminaba en la noche, iluminada por la luz de la luna y de aquellos faroles antiguos que apenas enclarecían sus al rededores con los irregulares y tenues rayos de la flama que danzaba toda la noche, hasta apagarse. Llevaba un buen rato caminando sin ningún rumbo, aburrida, sintiendo como la desesperación le carcomía los nervios. Hacía demasiado tiempo que no encontraba con qué entretenerse... Ya no había visto a Rossy ni a la otra vampireza a la cual molestaba por gusto y le hacía la contra para pasar el tiempo. Tampoco a aquel humano... ¿Marte, se llamaba? No era precisamente el más inteligente e intrigante de todos, pero golpearlo siempre resultaba divertido. Jodido pueblucho... jodidas personas a quenes ni conocía (?)... ¿Porqué no había gente en ese lugar? Ni siquiera había podido matar a un simple gato, siquiera con eso se había encontrado.

Se detuvo frente a la gran torre con aquel reloj que jamás detenía su monótona melodía. "Tic, tac, tic, tac..." Era desesperante; todo comenzaba a serlo cuando oía aquello.
Quien sabe porqué, mas apresuró el paso para subir a lo más alto de la torre. Tal vez por masoquismo, tal vez por que pensaba que eso la ayudaría a meditar sobre cosas banales y sin sentido... Probablemente, por simple aburrimiento. Al llegar, se subió al pequeño muro que separaba la cumbre del edificio con el vacío. Se asomó, observando hacia abajo, la desolada calle en la que estaba hacía un momento. ¿Y si saltaba? ¿Podría acabar con su sufrimiento?...No; algo le decía que eso era imposible. Podía caer y reventar su cabeza contra el suelo, pero su alma volvería a surgir desde quién sabe donde. Después de todo, ya lo había intentado.
Soltó un extenso suspiro y consternada retrocedió, terminando por caer sentada al suelo, esperando a que algo ocurriera.
...Necesitaba diversión.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Frederick Riot
Admin
avatar

Cantidad de envíos : 58
Fecha de inscripción : 07/11/2009

MensajeTema: Re: El aburrimiento... no es para nada bueno. [Priv.]   Vie Mayo 07, 2010 4:02 pm

¡Ah! Noche tranquila y despejada, sinceramente algo que para él, era sumamente extraño. Si, extraño, siempre se la pasaba causando desastres y demas, al ser un demonio eso es meramente normal y él era uno de los mas sadicos y dsgraciados.

No tenia respeto por nadie, ni pretendia tenerlo.

Suspiró pesadamente, la sonrisa burlona que siempre estaba presente en su rostro no se mostraba en esa ocasión. Estaba completamente serio , algo muy extraño en él. ¿Por qué seguir peleando por una batalla que ya sabes que esta perdida?

–Ah, maldita sea, ojala pudiese olvidarla. Pero NO, jodido elfo, aun tiene que sentir algo por ella y por ende pasa a joderme a mi- Sus orbes escarlatas miraban fijamente el cielo nocturno, como si pretendiese sacar esa respuesta a los astros, pero ni ellos sabian la respuesta.
Para colmo, ella tenia que ser la reencarnacion de la diosa de la noche, eso bastaba sencillamente para ponerle de malas. No habia nada que no le recordase a ese par…

Que miserale era su existencia.
Su cuerpo estaba completamente agotado, producto de la ultima batalla que habia librado, y para colmo, al igual que la de cabello platino no era capaz de morir y renacer, para comenzar de nuevo. Oh claro que no, solo ellos habian tenido esa jodida oportunidad.

Golpeó con gran fuerza el muro cuarteandose este por tan tremendo impacto. –¡JODIDO ELFO!- Gritó a los cuatro vientos dejando que su ira desgarrase los aires. Para ella no habia maldiciones, no.. nunca las habria…
No portaba su armadura, en vez de eso llevaba una larga gabardina azache con bordes platinos, y en vez de sus comunes garras de acero portaba unos guantes de cuero, del mismo material que eran sus botas y vestia un pantalon blanco. No llevaba camisa y la gabardina la traia desabrochada.
Su diestra subió por su frente llegando hasta su cabello haciendolo hacia atrás, en un claro “Tic” que tenia cuando intentaba calmarse o pensar con claridad las cosas. Tan sumido estaba, que no se percató de la presencia de la femina. Esta bien pudó llegar y apuñalarle por la espalda y el oji rojos ni cuenta se hubiese dado…

Al menos, a él el sonido constante de las manecillas le hacia serenarse, llevarle a tiempos mejores (si que los habia tenido) en donde esos dos, eran buenos colegas, en vez de enemigos. A esos tiempos, antes de que todo comenzará.
No fue sino hasta que decidió abandonar el lugar que se percató de la otra presencia demoniaca, acercandose este, por mera curiosidad. Mirando como la otra se dejaba caer al suelo, ¿Acaso otra alma en agonia como él?

-Ahhh, buenas noches madame- Comenzó por hablar con esa “muletilla” que tenia siempre que empezaba alguna frase. Ejecuó una reverencia, apegando su antebrazo a la espalda baja cerrando su puño. La izquierda tocó su hombro, para despues inclinarse levemente hacia enfrente.

Esperaba no haberle incomodado de ninguna manera, por esa unica ocasión lo ultimo que queria… eran problemas.

_________________
Estauns Interus Ira vehementí...Sors immanis et enais... Veniais Ne mori facias. Gloriosa gloriosa...
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Kirami

avatar

Signo chino : Rata
Cantidad de envíos : 77
Fecha de inscripción : 17/11/2009
Edad : 21
Localización : Limándome los colmillos (?)

MensajeTema: Re: El aburrimiento... no es para nada bueno. [Priv.]   Sáb Mayo 08, 2010 4:01 pm

Sus luceros rojizos fueron escondidos tras aquellos pálidos párpados que lucían, como una elegante falda, las largas y negrunas pestañas; y se recostó en el frío suelo intentando descansar, olvidarse de todo. No estaba en guardia, esa noche no... Hacía ya bastante tiempo había dejado de percatarse de lo que ocurría a su al rededor. Le importaba un bledo si aparecía un dragón gigante escupefuego intentando partirla en dos. ¿Qué importaba? No iba a luchar, sabía que el dolor era momentáneo y luego, todo volvía a ser como antes. Su cuerpo y su alma estaban separados... no le importaba si dañaban el "envase", igualmente iba a seguir allí, de una u otra manera, viva... Bah, si es que a aquel estado deplorable podía llamársele estar vivo.

No sintió la presencia del contrario si no hasta que éste se acercó lo suficiente como para poder oír sus pasos, mas no se levantó. Tan sólo abrió los ojos y lo observó desde abajo, viendolo de cabeza y, totalmente seria, respondiendo en murmullos desanimados y algo toscos que eran amanzados por aquella vocesita cantarina que, a decir verdad, no pegaba con la actitud desafiante de la que casi siempre hacía gala.
-No hace falta actuar refinado, ¿Sabes? Ambos sabemos que los modales no sirven de nada en momentos así. -Replicó. Podía sentir, si se esforzaba un poco en ello, la presencia demoníaca que el otro poseía; y según ella todos los demonios carecían de modales, aunque fuese muy en su interior... A demás, de demonio a demonio, no había porqué fingir.

Finalmente decidió incorporarse, apoyando las tersas manos en el suelo y ayudándose con éstas para poder levantarse y quedar sentada, virando la cabeza y mirando meticulosamente al contrario. Fue cuando se dió cuenta de que le resultaba conocido... ¡Ah! Le recordaba a aquel inútil, tarado, inservible y detestable demonio que alguna vez había conocido. Tan solo con pensar en él, regresaban a su cuerpo las incontenibles ganas de desatar caos en el mundo y degoyar a todos los seres a su alcance. Sin embargo guardó la compostura (si la poseía) y terminó por ponerse de pie, sacudiéndose el vestido.
-¿Quién eres? -Se cruzó de brazos. Era extraño, y en parte cómico, el hecho de que alguien de facciones tan tiernas y angelicales pudiese tener una actitud así y ser, irónicamente, una demonio.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Frederick Riot
Admin
avatar

Cantidad de envíos : 58
Fecha de inscripción : 07/11/2009

MensajeTema: Re: El aburrimiento... no es para nada bueno. [Priv.]   Mar Mayo 11, 2010 4:39 pm

-Ahh, es la costumbre. Mil disculpas madame - Algo de lo cual no había podido deshacerse desde hacia siglos. Aparentaba ser un noble. Pero había algo en esos ojos escarlatas que delataba que no era verdad.
Un deseo innato de ver correr la sangre, de escuchar el gemido de dolor de victimas inocentes y un sin fin de cosas mas. Sumando también el tono de voz “rasposo” con el que hablaba. Todo haciendo obvio que el portador de eso es una persona explosiva.

Parecía ser que la otra estaba siempre a la defensiva… eso le agradó.

La forma en que la de cabellos platinos le observaba le atraía de sobremanera. Como si esta fuese capaz de ver en su alma. Como si le escudriñara hasta lo más profundo de su diabólico ser.

Jajaja ¿Era probable que la otra ya le detestara con tan solo haber articulado unas cuantas palabras?
Siempre causaba esa reacción en la gente: Ser completamente detestable y se sentía orgulloso de eso, que era lo peor del caso.
Esa expresión de seriedad se disipó como el humo en el aire y en su lugar fue sustituido por una sonrisa cínica sin ninguna intención de cualquier índole hacia la de orbes rojizos…
Era su sonrisa acostumbrada una que raramente no se mostraba en sus toscas facciones.

A diferencia de su acompañante, el guardó esa compostura, una intimidante… lo de siempre. Y la otra habló de manera autoritaria. No se había equivocado respecto a Kirami. –Frederick Riot- Curioso daba su nombre sin haber causado ningún desastre. Tal vez todo eso lo causaba el maldito cansancio o ya ni sabía.

-Si me permite preguntar…- Sus ojos se dirigieron hacia las grandes manecillas de aquel inmenso reloj que sonaban con ritmo. –¿Que hace en este lugar, señorita…?- Hizo una leve dando a indicar que esperaba el nombre de la dama que le veía de manera tan fija penetrante

A paso firme fue y se sentó en el borde donde la chica, había subido pretendiendo lanzarse al vacío. Cruzó la pierna diestra sobre la zurda. Su codo diestro se recargó en dicha pierna para posar la barbilla sobre su puño, mirándole al igual que la otra lo hacia con él.

Actuaba como si fuese el dueño de todo lo existente…

_________________
Estauns Interus Ira vehementí...Sors immanis et enais... Veniais Ne mori facias. Gloriosa gloriosa...
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Kirami

avatar

Signo chino : Rata
Cantidad de envíos : 77
Fecha de inscripción : 17/11/2009
Edad : 21
Localización : Limándome los colmillos (?)

MensajeTema: Re: El aburrimiento... no es para nada bueno. [Priv.]   Mar Mayo 11, 2010 5:22 pm

Una de sus finas cejas se arqueó al oírle decir lo primero. "Madame"... No sabía porqué, realmente no lo entendía, mas aquella formalidad hacía que la muchacha se pusiera nerviosa. Era extraño, ya que nunca la habían tratado así, no estaba acostumbrada a aquello. Siembre había sido tuteada... insultada, durante su estancia en el infierno.

Sus pasos cortos, parsimoniosos, se detuvieron una vez llegada junto a su acompañante y decidió sentarse junto a éste, manteniendo una distancia prudente. Sus orbes inmediatamente viraron hacia abajo para observar el vacío que hacía unos momentos antes había presenciado con intenciones de formar parte de éste...
Hasta aquel momento no había respondido a las palabras del contrario, formándose un silencio que, para otros, seguramente habría sido bastante incómodo.
-Kirami... -Murmuró detenidamente. Al observar la oscuridad desde allá arriba se sentía gloriosa, llena de seguridad... pero aún así, el silencio, el sonar de las manecillas y aquel paisaje la tornaban pensativa... Casi hasta perdía el hilo de la corta y pausada conversación en ocasiones. -Lia Kirami. -Agregó.

-Y... tan solo vago. -Sus respuestas eran simples, detenidamente pronunciadas y en voz susurrante, totalmente distinta a la manera en que había hablado apenas al conocer al demonio. Mas volvió a mostrarse autoritaria al alzar la mirada y encontrarse con los luceros escarlatas del que tenía a su lado, aprovechando para hacer un leve y grácil ademán para acomodarse el cabello tras los hombros, con pinta desafiante y mirada que los distanciaba inevitablemente. -En todo caso, ¿qué te importa? -Inquirió, firme e importándole un bledo si el contrario terminaba ofendiéndose.

...Pero la curiosidad, y las ganas de devolver la pregunta le ganaron, y regresó aquel tono bajo, mas ya no tan poco audible como antes. -¿Qué hacías tú aquí, eh? -Cuestionó.. ¿Era posible ser menos formal?.

Mientras esperaba la respuesta, se tomó un tiempo para observar de arriba a abajo al hombre, frunciendo levemente el ceño de manera involuntaria, pues en ocasiones no se daba cuenta de las muecas chistosas que hacía. Sus facciones, su manera de hablar, incluso algunos detalles en su manera de vestir lo delataban, y suponía que el otro estaba consciente de aquello. Después de todo, todos los demonios tenían algo que no podían esconder... Ella, sus ojos, pues su actitud podía cambiarla cuando quisiera... simplemente, le divertía ser así, de aquella manera y con esa falta de modales que era inconcebible en una muchacha con su apariencia.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Frederick Riot
Admin
avatar

Cantidad de envíos : 58
Fecha de inscripción : 07/11/2009

MensajeTema: Re: El aburrimiento... no es para nada bueno. [Priv.]   Sáb Mayo 15, 2010 2:08 am

*Observó como la dama se sentaba junto a él. Bueno, mejor dicho, a algo de distancia.

Y hacia bien, con frederick Riot nunca se sabe. Aunque esa noche, lo ultimo que quería era una pelea…
Realmente no estaba en condiciones ... No tanto física, era la primera vez que sentía que el alma le pesaba como si fuese de el mas cargado de los metales.

Al igual que la demona, sus ojos carmesí miraron brevemente hacia las profundidades del pueblo, donde aquellos humanos y demás se veían como lo que realmente eran: Seres inferiores, como si de viles insectos se tratasen (para él lo eran y a lo que se percataba también para la chica)

Oh desgarrador silencio, que cualquiera hubiese tomado por incomodad. Pero para ambos seres infernales, no lo fue

Aunque el único silencio fue entre ambos. Las manecillas del reloj no pretendían detenerse, no para nadie… ni siquiera a esos fastidiosos dioses…
para desgracia de aquellos dos seres nocturnos.

Ahh “Kirami Lia” un nombre angelical para un ser demoniaco como lo era la de cabello platinado cual las estrellas en el firmamento… Que ironías…

Ese gesto…Ese desafío. Cualquier varón lo vería de manera ofensiva o inclusive inadecuado en una dama... Pero Riot no. Él no era cualquier hombre del montón.

Su sonrisa burlona se amplia al escucharle decir la ultima frase. No solo tenía un porte autoritario sino que se expresaba de la misma manera.
Una chica interesante sin duda alguna. Con carácter, no como esas dóciles damiselas que parecieran de porcelana desquebrajándose al fuerte tacto ajeno (metafóricamente hablando en cuanto personalidad y carácter se refiere)

Con un movimiento rápido de su mano cerrada se hecho la azabache coleta que le caía como una cascada por el hombro. *–Peleaba conmigo mismo- *Oh, claro que lo hacía.* –Digamos que… era una pelea “privada” por asi decirlo- *Le devolvía el in formalismo, claro… de una extraña manera. A “SU” manera como si dijese “No es de tu incumbencia.*

*Sentía como la demona le miraba de manera “despectiva” ensanchándose aun mas su sonrisa con eso, dándole un toque macabro por esos ojos destellantes como el fuego mismo de los infiernos y voz fúnebre sumando el porte majestuoso que cargaba, como si se tratara del mismísimo soberano de la oscuridad.*

-Ahh~ Madame, se que soy demasiado atractivo para sus ojos...- Y con un gesto petulante se llevó una mano hacia la frente subiéndola para alzarse algo los mechones negros que le caían por el rostro. –...Como para ser verdad pero no es necesario que me dedique ese tipo de miradas (?)- *Decía por la expresión tan curiosa que mostraba involuntariamente.*

*Esbozó una sonrisa cínica y altanera, mientras aquellos ojos rojos demoniacos no se apartaban ni un segundo de la dama que le hacia compañía aquella noche…

Por ese tipo de comentarios, cualquier mujer “cuerda” ya le hubiese abofeteado.*

_________________
Estauns Interus Ira vehementí...Sors immanis et enais... Veniais Ne mori facias. Gloriosa gloriosa...
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Kirami

avatar

Signo chino : Rata
Cantidad de envíos : 77
Fecha de inscripción : 17/11/2009
Edad : 21
Localización : Limándome los colmillos (?)

MensajeTema: Re: El aburrimiento... no es para nada bueno. [Priv.]   Sáb Mayo 15, 2010 11:55 am

Pestaneó lentamente, manteniendo los ojos cerrados por unos segundos y volviendo a abrirlos para regresar la mirada al contrario y encontrarse con aquella sonrisa. Lo repetía y seguramente en un futuro volvería a pensarlo... aquel era un demonio, no podía ser otra criatura, no con aquellos gestos y esa aura que emanaba.

Escuchó sus palabras ladeando la mirada como si no le importara nada de lo que decía. Pero por dentro afirmaba las palabras ajenas.. No le importaba la razón por la que el otro estaba allí y no tenía porqué hacerlo. Ya poseía sus propios problemas, y ella no era una "dama" de las que gustaba oír y aconsejar.

Le gustaron la egolatría, el alardeo, las palabras burlonas y la actitud del otro, entre una larga lista que tenía pereza de nombrar. Hacía mucho tiempo que no estaba con uno de su especie, y ahora, se sentía profundamente emocionada a pesar de que mantenía cierta distancia con su acompañante. Distancia, mas no desconfianza. ¿Qué podía pasar?.
Se levantó una vez más y, con simplicidad, propinó un puñetazo en el brazo ajeno, algo más abajo del hombro.
-No jodas con eso, que hasta pareces necesitado. -Murmuró respecto a sus últimas palabras, como si lo coniciese de toda la vida, como si fuera un "compadre".

Se dió la media vuelta y alzó la mirada para observar el cielo mientras le daba la espalda al demonio, llevándose las pequeñas manos a la cintura, en una pose que la mostraba pensativa.
-¿De dónde vienes? -Cuestionó sin más. Quería saber todo lo que pudiera, si habían más como ellos por esos lares, o si todos continuaban allá "abajo". Comenzaba a pensar que ya había estado demasiado tiempo guardando rencor a todos y cada uno de los demonios solo porque uno la había defraudado... Cosa contradictoria, pues ¿No debía estar acostumbrada a que todos los de aquella raza fuesen unos seres bastardos en los que no debía confiar?.

Un giro grácil y pudo volver a mirar a aquel hombre, "Frederick", en busca de una respuesta mientras volvía a observar sus facciones. Nunca había prestado tanta atención a otro ser.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Frederick Riot
Admin
avatar

Cantidad de envíos : 58
Fecha de inscripción : 07/11/2009

MensajeTema: Re: El aburrimiento... no es para nada bueno. [Priv.]   Lun Mayo 17, 2010 8:42 pm

Irónico auque aborrecía a los demonios siendo el uno, la compañía de la fémina parecía agradarle. Tambien ni siquiera hablaba mucho, simplemente abría la boca para insultar a alguien y punto a eso se limitaba.

La chica era “exótica” por asi llamarle, no era como las demás de por alli y no era porque fuese una Demona; por la personalidad que tenia.
Sintió el leve golpe, se hubiese esperado una bofetada. Oh espera, la otra no tenia carácter como para ello, el golpe estuvo bien (?)

Y una risa divertida escapó de sus labios al oírle hablar, vaya que si parecía necesitado.
No es que lo fuera, sino que al ser un maldito demonio la lujuria y lascivia siempre están presentes, además de eso las mujeres eran su mayor debilidad.

Pero la que tenía enfrente… Ni siquiera se le paso por la mente verla como un reto, en el estado que se encontraba no podía pensar en nada, literalmente tenia la mente en blanco.

Y sin desviar la vista ni un segundo, fue como contesto: -De las tierras del caos- Ah magnifico “paraíso perdido” un lugar lúgubre lleno de demonios, en donde el cielo es negro y las nubes matizan todo con color carmín.

Bueno en realidad no es que hubiese nacido alli, mas bien le habían desterrado a ese lugar. A ese infierno en las tierras encantadas, en donde héroe que entra, héroe que se corrompe.

Aunque encantador para otros, para él no lo era. La mayoría eran bestias que se dejan llevar por solo los instintos bestiales. Demasiado bajo para el, bueno en realidad el ególatra se considera demasiado bueno para cualquier lugar a donde el va.

Aún mas atrevido, le miró fija y atentamente a esos luceros carmín como los suyos.

_________________
Estauns Interus Ira vehementí...Sors immanis et enais... Veniais Ne mori facias. Gloriosa gloriosa...
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: El aburrimiento... no es para nada bueno. [Priv.]   

Volver arriba Ir abajo
 
El aburrimiento... no es para nada bueno. [Priv.]
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» AVISO: Sin ITV vigente, el seguro no vale para nada.
» garrett 250 ace me esta fallando ayuda....
» (nada de que)esta noche es para amar
» Recomendacion para compra de altavoces para Pioneer VSX-820
» ECUALIZADOR PARA EQUIPO HIFI

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Mecano: Moon tales :: Ciudad Krista :: Torre del reloj-
Cambiar a: